Agenda


Hoy, Sábado 24 de Agosto

ver día completo

Separador

Konrad o el niño que salió de una lata de conservas

Cristine Nöstlinger. Alfaguara.

Comentar

Konrad.jpg

La señora Berti Bartolotti era aficionada a los cupones, a las ofertas, y compraba aun sin pensar si el objeto le iba a ser útil. Pero un día le llegó una lata muy pesada (que estaba segura que nunca había pedido) de la cual salió un enano que, al hidratar con una solución, se transformó en un niño de siete años. El niño venía educado, con carta de ciudadanía y vacunado. Entonces, la señora Bartolotti, que se llamaba a sí misma criatura, fue a comprarle ropa y dulces pero el niño (Konrad) creía que debía ser vestido de determinada manera, que los helados se comían solo en verano, que siempre tenía que ser correcto. Sin embargo, su nueva madre no soportaba que comiera debidamente, que pidiera permiso para todo, ni le agradaba oír las palabras: formal, serio, cotidiano, razonable, costumbre. Konrad empezó la escuela y allí se desató una serie de cuestiones ligadas a su buen comportamiento hasta que un día alguien de la fábrica escribió a la señora Bartolotti que tal envío fue una equivocación y, disculpas mediante, debería devolver al niño lo más pronto posible. El resto de la novela consiste en lo que Konrad, la señora Bartolotti y Kitti, ayudados por el señor Egon, tendrán que hacer para conservarlo.

Es una novela muy divertida que juega con los roles estructurados, los estereotipos sociales, escolares y familiares. Nöstlinger, con humor e ironía, polariza e invierte lo que está bien, lo que está mal y hace que todo lo que ocurra sea imprevisible. Para niños mayores de diez años.

S. C.

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados