Agenda


Hoy, Domingo 22 de Julio

ver día completo

Separador

20-05-2013 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Adolescentes en escena (propia)

Un grupo de jóvenes actores -Los Gascones- se atreve a una muy personal versión de "Las aventuras de Pinocho", de Carlo Collodi. Escrita y dirigida por Alfredo Martín, "Niños de madera" es el título de la obra en la que el Pinocho del siglo XIX dialoga con el popular personaje de Disney a propósito de cómo la sociedad adulta teje hilos para conducir la vida de los más chicos.

Comentar

Por Marisa Rojas


“Nuestra propuesta cuestiona la educación formal que pretende hacer de los niños muñecos manejables a través de hilos, jóvenes adaptados a un sistema ideal basado en premios y castigos”, explica Alfredo Martín, dramaturgo, director de teatro y actor; responsable del texto y la dirección de Niños de madera y ganador de los premios a la Mejor Adaptación y Mejor Dirección en la última edición del Festival de Teatro Adolescente “Vamos que venimos”, por el anterior trabajo que hiciera con Los Gascones: Cyrano, un caballero en las sombras.

En la actual escena porteña del teatro para niños y jóvenes se observan cada vez más diversos y arriesgados espectáculos dirigidos a los más chicos, pero en el caso de los adolescentes la ausencia de propuestas es notoria. Sin embargo, de tanto en tanto, algún título desempolva la cartelera. Y, en ocasiones, hasta con los mismos adolescentes asumiendo el riesgo sobre el escenario. Para Martín, animarse a ese colectivo tan particular, y en ocasiones bastardeado, como es el del teatro para jóvenes, resulta muy interesante: “Hay ahí algo que me llena de energía, me hace preguntas que me permiten como artista asumir riesgos con alegría, con espontaneidad y frescura, porque así es un elenco de actores adolescentes. Hay muchos menos prejuicios y maneras menos viciadas que cuando uno trabaja con actores adultos”, cuenta el dramaturgo que llegó al texto de Collodi -el mismo en el que se inspirara Walt Disney para su versión cinematográfica de la historia del muñeco de madera que cobra vida- mientras montaba con el mismo grupo de actores una versión, también propia, de Cyrano de Bergerac.

¿Qué vincula un relato del siglo XIX, escrito en tiempos de la reunificación italiana, con la realidad de un grupo de adolescentes contemporáneos? Para el director de la obra: “Todos los chicos, y adolescentes, tienen una especial relación con las mentiras; mienten, inventan, mucho. Y eso, que aunque alguna vez se pensó que estaba muy mal, hoy con los avances de las distintas disciplinas psi ha quedado muy claro que es necesario. La mentira es la forma de separarse del mundo adulto que habla por ellos, una separación de los padres culminada es la mentira lograda, esa que puede ser dicha sin que crezca la nariz”.

Por su parte, Iván Vitale, el Pinocho de Collodi en el escenario de Andamio, cuenta que cuando el grupo leyó el texto original se vio reflejado en ese protagonista: “Pinocho no quiere ir a la escuela, pero le dicen que “eso” es lo que hay que hacer. Y a vos hoy lo que te dicen es lo mismo, que tenés que ir a la escuela porque así vas a aprender y ser alguien en la vida. Pero Pinocho decide no ir a la escuela y va aprendiendo de la misma manera que aquel que sí va, sufre algunos traspiés en el medio, es cierto, pero a la larga aprende igual”. Junto a Iván participan de la puesta de Martín otros 13 Gascones: Francisco González Franco, Solana Pastorino, Jerónimo Mura, Camila Del Río, Brenda Margaretic, Lucas Marenco, Gabriel Masi, Mara Malamud, Lautaro Luque, Fidel Vitale, Iñaki Bartolomeu, Julieta Varela y Facundo Buggiani; todos son actores en formación y, en su mayoría, conocieron la historia del muñeco al que le crece la nariz cada vez que miente, a través de la versión de Disney.

Consultado sobre su encuentro con la historia original, Iván cuenta que quedó muy sorprendido: “Ahí encontré cosas que no estaban en el Pinocho que yo conocía, por ejemplo esa primera escena en la que Pinocho decide matar al Grillo de un zapatazo. Mientras que en la película Pepe Grillo es un personaje muy fuerte, es un amigo de Pinocho”. Algo similar le sucedió, con otro de los personajes del texto original, a Julieta Varela: “No podía creer que en el original el Hada es en realidad una niña muerta, en la primera escena está esperando un ataúd que viene a buscarla”. A propósito del Grillo, debe decirse que en esta versión también es un personaje muy fuerte y está presente toda la obra pero de una forma bien particular: es la voz de la conciencia. “Y es así porque nos parecía más interesante que el Grillo simpático de la versión de Disney que está, como el resto de la historia, cargado de operaciones que la edulcoran cuando en realidad se trata de un relato complejo”, explica Martín.

¿Por qué entonces, con toda la riqueza del texto y el personaje original, poner a dialogar a los dos Pinochos?

Alfredo Martín: Porque la de Disney sobre Pinocho era, es, una impronta muy fuerte. Prácticamente todos hemos conocido esa historia primero. Y está bueno que ese Pinocho moderno sepa qué hay detrás de él, y también que de alguna manera la relación entre ambos Pinochos sea dialéctica. Porque sino me quedaba la idea de que porque existía una precedencia, y a mí me parecía más interesante el original, desestimaba todo otro material que igualmente tiene su muy fuerte carga, artística, social, histórica.

En Niños de madera, el Pinocho italiano y el Pinocho americano dialogan entre sí y con el resto de los personajes de la historia más, incluso, los propios actores, casi en clave autobiográfica. El elenco de jóvenes actores se desdobla en diferentes personajes, juega el juego de la Commedia dell’ Arte, se anima a la música en vivo e introduce materiales audiovisuales. “¡Investigamos mucho! Estuvo buenísimo”, cuenta Julieta, y agrega: “Los ensayos de esta obra eran incluso mucho más interesantes que los de la obra anterior que era por ahí más clásica; esta la fuimos armando como entre todos, fue como un laboratorio permanente. Alfredo nos guiaba pero el trabajo lo fuimos armando entre todos; al principio por ejemplo la mitad éramos Gepetto y la otra mitad Pinocho, y ahí surgieron ideas que luego fuimos incorporando para el trabajo final”.

 


 

Niños de madera. Dramaturgia y dirección: Alfredo Martín. Click aquí para ver días, horarios y precio de las funciones.

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador

Notas relacionadas:

2003-08-01 | Teatro

Los Cazurros

2013-07-18 | Teatro

(Toda) La imaginación en escena

2012-07-10 | Teatro

Los niños en el centro de la escena

Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados