Agenda


Hoy, Domingo 18 de Febrero

ver día completo

Separador

01-01-2018 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Compañía para el verano

Las olas, el viento, la arena y el teatro, los títeres, la música y el humor. El escenario de las vacaciones en la Costa Atlántica poblado de aventuras –tiernas y divertidas- para toda la familia. Una propuesta que con cuarenta años de historia es ya una tradición: la de las tardes y noches en la playa con el espíritu (encantador) de "El Juglar".

Comentar

Por Marisa Rojas

 

 

“En el verano tomamos mucho mate juntos, es una tradición de la compañía. Santiago ‘Tito’ Marjovsky, que hoy está tomando jugo, es un cebador experto y meticuloso”, dice Pablo “El Juglar” Herrero mientras pide “un cortadito por favor”. Ahora, en el bar de Buenos Aires donde sucederá esta charla, no hay mate. Entonces “Lele” Carroll de Mundo Arlequín pide “un café con leche con dos medialunas” y Javier Herrero (hijo de Pablo), “el otro Arlequín”, un cortadito más. No sabemos qué pediría Horacio “Coloso” Lentini, porque “se dio a la fuga, pero con aviso”, señalan sus compañeros de aventura.

Es la mañana de un sábado de diciembre y los integrantes de la Compañía El Juglar, que hace algo más de cuarenta años fundó “El Juglar” Herrero -aun cuando muchos de sus integrantes todavía no habían nacido-, se alista para partir rumbo a la Costa Atlántica, a las ciudades balnearias de Valeria del Mar, Cariló y Mar de las Pampas, para colocar tachos, conectar micrófonos y ubicar retablos donde en clave de teatro, música y humor invitar a los veraneantes a vivir aventuras tan sencillas como profundas, tiernas y divertidas. Y a la gorra, claro, como marca el ser de los artistas callejeros.


¿Cuál es la tradición de El Juglar como compañía?

Pablo: En este momento la compañía es el verano. El invierno, y las distancias, nos han separado un poco porque cada grupo que nació dentro de la compañía trabaja mucho todo el año por fuera, con sus propios proyectos. Pero el verano nos reúne.

Javier: Es que la compañía nace del verano.

Pablo: Yo empecé en Mar Del Plata, donde nací, mirando teatro y queriendo ser actor. Pero como nadie en el interior vive del teatro, y yo quería vivir del teatro, aun cuando en Mar del Plata siempre son muy caros, me fui a hacer teatro pasando la gorra donde se reúne la gente: la Bristol, Peralta Ramos, y cuando se reúne: en las vacaciones de verano.

Javier: Yo me acuerdo de chiquito, cuando lo íbamos a ver con mis hermanos, estaba solo en la playa haciendo teatro. Por eso siempre decimos que es un pionero del teatro callejero de la Costa. En la playa hace cuarenta años estaban el cocacolero, el pirulinero, el barquillero… y el tipo haciendo títeres en medio de la playa.

Pablo: Era muy loco. Hay gente que me recuerda llegando a la arena bajo el sol todo vestido de blanco, los pibes juntándose alrededor, laburando sin micrófono, jugando con un títere y de repente yéndome… era muy mágico.

Por ese entonces la compañía era unipersonal. Pero en algo más de cuarenta años de historia ha sido el lugar donde se formaron y crecieron grupos como Los Cazurros y Mundo Arlequín, integrados cada uno por, entre otros, dos hijos de “El Juglar”, Pablo y Javier, respectivamente. Y también Los Bufones, Los Cachibukis, Tito y Coloso. Todos compartiendo temporadas en la playa. ¿Cómo ha sido ese proceso? 

Pablo: Todo se fue dando medio espontáneamente. Parte somos familia, parte vivíamos en el mismo barrio. A los pibes los conozco desde jardín de infantes.

Javier: Todo se fue armando entre familia, amigos, vecinos del barrio, como en la tradición del circo, como si fuéramos un clan. Nos une una complicidad que es, también, la de invitar a jugar a otros, a las otras familias.

Lele: “El Juglar” es nuestro padre-fundador, el de todos. Alrededor de él y de su espíritu nacimos muchos grupos que aprendimos juntos una forma de hacer teatro y de ser artistas. Durante muchos años todos compartimos el verano y un punto muy fuerte que fue la Feria del Libro Infantil con una especie de stand escenario muy grande donde cada hora entraban unas 300 personas. Tito y Coloso fueron los últimos en sumarse a esta aventura.

Santiago: Tito y Coloso nació en el año 2000 con el nombre de Ensueños. Javier, que ya formaba parte de Mundo Arlequín, era nuestro director artístico. Estuvimos de gira un par de años, viajando por Latinoamérica, y cuando regresamos él volvió a Mundo… y nosotros con Horacio dimos forma al dúo como es hoy. Pero como dice Lele, todos nacimos alrededor de “El Juglar”, somos como sus discípulos; por eso también todos nos parecemos un poco, y todos alguna rutina, algún chiste, jamás le hemos robado… Nos une el verano pero también hay como una filosofía implícita. “El Juglar” abre espacios, él va viendo, entendiendo y transformando los espacios en teatros, los espacios que sea, donde sea. Y nosotros fuimos encontrando una referencia en eso. Es como un movimiento, artístico, que es una mirada del mundo. Y eso hace que cualquiera que nos vea, aún fuera del verano, sepa que somos El Juglar. Porque lo que entendimos y llevamos como sello es la impronta de hacer teatro como juglares, donde el juego genera magia porque es un juego real, de verdad.

¿Qué recuerdos tiene cada uno de su primera temporada en la playa?

Pablo: La primera vez que fui a Pinamar, Pablo “Cazurro” estaba en moisés. Primer día: carpa, moisés y lluvia.

Lele: Mundo Arlequín arrancó en el ‘99 y nuestro primer verano fue el del 2000. Hicimos 2000, 2001 y luego en el 2004 cuando Javier regresó, volvimos. En el medio yo laburé tres años como solista. Recuerdo todo lo que me bancó Pablo entonces…

Santiago: Ese verano, el del 2004, fue el primero de Tito y Coloso. Empezamos en las noches de Valeria, apenas volver de Latinoamérica. Ahora ya han pasado muchos años, mucha historia y un nombre que hace que la gente que se acerca a la Costa Atlántica nos busque como una referencia necesaria. En Valeria del Mar somos “la opción” de familias que van directamente a buscarnos.

Javier: Antes íbamos a buscar gente a la rotonda de acceso repartiendo volantes. Lo que se genera en la Costa hoy, después de ir tantos años seguidos, es una especie de tradición como la de los panqueques de Carlitos en Gesell. Hay familias que han crecido viendo a “El Juglar” y hoy de repente caen padres con sus hijos y te cuentan que ellos ya veían a mi viejo de niños.

Este año, en el caso de Valeria del Mar, además de sumar un invitado especial (el grupo La mar en coche con el espectáculo Mundo Amadeo) estarán inaugurando espacio…

Lele: ¡Sí! Vamos a inaugurar el Anfiteatro El Juglar en la Galería Mare, sobre la calle Espora, al lado de la confitería La Reina. Estaremos desde el 2 de enero y hasta el 21 de febrero y el funcionamiento de la compañía allí es que rotamos un grupo por noche. La familia puede ir cuatro noches seguidas al mismo lugar y ver siempre diferentes espectáculos. Todos a la gorra.

¿Alguna vez se plantearon en todos estos años dejar de trabajar a la gorra? Es una discusión que muchos grupos vienen dando en las últimas temporadas.

Javier: Hacer teatro a la gorra es parte de la escuela que nos enseñó “El Juglar”. Y es algo que nos unió y que elegimos hacer siempre, aun cuando el resto del año trabajamos en salas formales, en festivales, en eventos privados y con buena temporada y pagos. Pero hacer teatro a la gorra en la Costa, en la playa, es una elección porque para nosotros es una manera de abrir el teatro a la gente. Porque además de transformar el espacio invitás al teatro a gente que quizás nunca hubiera pensado en ir a una sala. Se trata de armar otra cosa.

Lele: Y de crear una cultura de la gorra también. Porque la gorra está devaluada pero la idea de seguir trabajando así es educar a la gente, que valore lo que sale una entrada de teatro hoy, siempre, y en función de eso piense qué hacer con la gorra. Es parte de una inversión que elegimos hacer para construir: historia, trayectoria, cultura.

Santiago: Es algo que mantenemos como parte de nuestra filosofía, quizás algo románticamente, de llevar el teatro a todos y que cada uno ponga lo que puede.

Pablo: Y si alguien no puede, lo invitamos.



 

DÓNDE VERLOS ESTA TEMPORADA
Del 2 de enero al 21 de febrero, los grupos de la compañía de teatro El Juglar se presentan todas las noches a las 22:30 hs en Valeria del Mar donde inauguran el Anfiteatro El Juglar (Galería Mare, Espora 600 esquina Pinedo). También estarán en el Anfiteatro El Juglar de Cariló (en la Feria del Bosque de la Plaza Central), a las 20 hs y los días nublados a las 16 hs. En el Anfiteatro de Mar de las Pampas, martes, viernes y domingos a las 20 hs. Y los martes, viernes, sábados y domingos por la tarde en balnearios de Ostende y Valeria. Cada vez un grupo distinto en un escenario diferente. Y siempre a la gorra. Para que, ya sea de tarde o de noche, en un moderno anfiteatro, una tradicional galería, un bosque encantado o una playa de arena, la risa y la ternura estén aseguradas.

 

 


PLANETA EL JUGLAR
El Juglar, la compañía de teatro, está integrada actualmente por su fundador, Pablo “El Juglar” Herrero; Mundo Arlequín y Tito y Coloso, los grupos que forman Javier Herrero y Alejandro “Lele” Carroll y Santiago Marjovsky y Horacio Lentini, respectivamente; y esta temporada se suma en calidad de invitado especial el grupo La mar en coche. Todos juntos construyen una sociedad artística juglaresca que esta temporada presenta espectáculos para toda la familia en la Costa Atlántica invitando a divertirse, al tiempo que reflexionar, sobre cuestiones tan sencillas como importantes de la vida: el amor, la amistad, el respeto, el trabajo en equipo, entre otros.

“El Juglar” es un actor, titiritero, contador de historias; autodidacta, comenzó “mirando teatro” en la Comedia de Mar Del Plata, ciudad en la que nació en 1952. Creador del primer café-concert del interior del país, Chupetín-concert; pionero del teatro a la gorra en la playa, vive en la ciudad de Buenos Aires desde 1982 pero nunca dejó de visitar el mar, como tampoco la Feria del Libro y la del Libro Infantil y Juvenil porteñas, donde es figura tradicional y convocante, plazas, aulas y bibliotecas de todo el país, América Latina y España donde hace más de cuarenta años llega con sus historias para divertir y emocionar a chicos y a grandes. Además, realiza talleres sobre juego, recursos titiritescos y actorales para padres, docentes y estudiantes de educación inicial y física. En el corazón de la compañía que fundó con su nombre surgieron y crecieron grupos como Los Cazurros, Los Bufones, Los Cachibukis, Mundo Arlequín –el dúo de Javier y “Lele” dedicado al teatro, la titiritezca, la danza y la música y que lleva editado dos discos- y Tito y Coloso, el grupo de Marjovsky y Lentini que nació en el año 2000 con el nombre de Ensueños y a través de los títeres –gigantes, de mesa, de guante-, el lenguaje del clown y la música convoca al público a participar de historias viajeras a puro humor.

Por más info sobre cada grupo: www.teatrojuglar.com / facebook.com/teatrojuglar

www.mundoarlequin.com.ar / facebook.com/mundoarlequin

www.titoycoloso.com.ar / facebook.com/titoycoloso


Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados