Agenda


Hoy, Sábado 24 de Agosto

ver día completo

Separador

13-01-2015 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

El festival del bosque encantado

Presentado por el Ministerio de Educación de la Nación, Pakapaka y la Municipalidad de Necochea, se llevó a cabo la 54ª edición del emblemático Festival de Teatro Infantil de esa ciudad. Durante cuatro días, unos 70 mil espectadores se dieron cita en el Parque Lillo, y en las localidades del interior del partido costero, para disfrutar, reír y emocionarse con artistas llegados de todas partes del país, de Chile y de Brasil.

Comentar

por Marisa Rojas.

Fotos: Fernando Minnicelli y Almendra Cohen - Canal Pakapaka.

 

Entre eucaliptus centenarios fueron encendiéndose las luces de colores, mientras que al viento que llegaba desde la playa ondeaban los banderines. Una mágica carpa violeta, una auténtica pista de circo, un enorme escenario turquesa, otro pequeño de color azul y uno más, rosa, se levantaron en torno al histórico Anfiteatro. Y en los caminos que llevaban del uno al otro, se instalaron atriles y mesas de dibujo, espacios de juego, camas elásticas, aros de básquet, un camión gigante en el que funcionó una radio y los puestitos de una muy divertida kermesse. Grandes y chicos, con ropa de playa algunos, engalanados de fiesta otros, con el mate y la reposera los primeros, listos para cenar al aire libre los segundos, poblaron durante cuatro tardes y noches el Festivalódromo del Parque Miguel Lillo. De la mano de Pakapaka, la señal de TV del Ministerio de Educación de la Nación, Necochea vivió así la 54ª edición de su Festival de Teatro Infantil, uno de los festivales populares, junto con el de Cosquín, más antiguos del país.

 

Por tercer año consecutivo, el Festival de Necochea fue presentado por el Ministerio de Educación de la Nación, el canal Pakapaka y la Municipalidad local, quienes trabajaron en la organización del encuentro junto al Ministerio de Cultura de la Nación, el Programa Nacional de Educación, Arte y Cultura (PNEAC) y el Instituto Nacional del Teatro (INT). “El Festival de Necochea cuenta con una tradición extraordinaria. El derecho al esparcimiento, y a la belleza, es un derecho de los niños y es una responsabilidad del Estado atender a ello, y lo hacemos con mucho gusto”, señaló en la jornada de apertura el Ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. A propósito de la presencia de Pakapaka, el coordinador general de producción de la señal, Marcelo Lirio, manifestó que “es un orgullo estar en este festival que ya tiene 54 años de trayectoria. Nosotros lo único que hacemos es garantizar que este hecho cultural trascendente ocurra; somos simplemente el medio para que esto no deje de ser, para que perdure en el tiempo, por el derecho a la accesibilidad a la cultura que tienen, y deben continuar teniendo, todos los niños y niñas y las familias en cualquier parte del territorio nacional”.

 

Así, en su edición 2015, la fiesta teatrera pudo disfrutarse en el corazón de la ciudad balnearia y también en distintos pueblos del interior del partido: en Claraz, La Dulce, Fernández y Santamarina. “Son todas localidades en las que hay muchos niños y niñas que por diferentes razones no pueden llegar hasta Necochea y entonces lo que hacemos es, en realidad, lo mismo que todo el año: buscamos nosotros la manera de llegar. Otros años hemos puesto micros, pero esta vez nos tocó ir un poquito más allá: fuimos con los artistas hasta sus casas”, explicó Lirio.

 

¡QUE SE VENGAN LOS ARTISTAS!

Alrededor de treinta espectáculos, entre propuestas locales, figuras del canal Pakapaka, artistas reconocidos a nivel nacional y elencos llegados del interior del país, de Chile y Brasil, conformaron la programación del Festival, que incluyó también los espectáculos que durante todo el año giran por las provincias argentinas a través del Programa Nacional de Arte y Cultura, entre otros: Rompiendo Rutinas, la propuesta (punk) de Matías Sen.

 

Entre los locales se destacaron: El show de Faina y Escobi Yon, a cargo de Luciano Lacreu y Fernando Sánchez, dos artistas circenses dueños de un (muy) singular sentido del humor; y Circo al paso, con el payaso Flashi (Gabriel Calderón), un clásico de los veranos necochenses.

 

En el escenario mayor y en el Anfiteatro fueron acompañados por una enorme cantidad de público las presentaciones de La Pipetuá, que dijo presente con una reversión de su última e inteligentísimamente divertida producción (A la obra!); los recitales de Lalá y el toque toque, con la encantadora voz de Karina Antonelli al frente; y Los Cazurros que fueron ovacionados, muy especialmente, en el cierre del Festival cuando ofrecieron una función de su genial El túnel del juego.

 

Un capítulo aparte fue la recepción que a lo largo de todos los días del Festival, desde el escenario y en cada recorrida por el bosque, el público dio a Sol (Canesa) y Emi (Larea), los conductores de Pakapaka, y a los personajes emblema del canal, Zamba, Niña y San Martín, solicitados todos, para fotografías y abrazos, cuál estrellas de rock. Junto a La asombrosa banda de Zamba, hicieron las delicias de chicos y grandes con su espectáculo Otra vez sopa, en el que enseñaron a cocinar Chipá Revolucionario y Postre Balcarce de la Libertad.

 

Desde la Patagonia estuvieron presentes los Atacados por el arte, Jorge Onofri y Dardo Sánchez, quienes emocionaron a la platea con ¿Podés silbar?, una impecable (exquisita, arriesgada y muy sensible) propuesta titiritera, representante de la tradición del mejor teatro de títeres de Argentina, estrenada quince años atrás en el mismo Festival. “Aquella primera experiencia fue muy poderosa. Acabábamos de estrenar el espectáculo y al presentarlo en el Festival, que por entonces era competitivo, obtuvimos un premio muy importante. Para nosotros aquello fue fundacional, fue como el lanzamiento de la obra que aún hoy está vigente y que desde entonces ha girado por todo el país, por Brasil, México y España. Y fue todo a partir de ese Festival”, recordó Onofri, quien en noviembre pasado, en ocasión de la 2da. entrega de los Premios Javier Villafañe, recibió un Premio a la Trayectoria.

 

Finalmente, vale destacar las participaciones internacionales, tan distintas en sus formatos y estéticas como igual de atrapantes. Desde Brasil, la Cía. Lumiato. Teatro de formas animadas, integrada por la argentina Soledad García y el brasilero Thiago Bresani, formados ambos como titiriteros en la Universidad Nacional de San Martín, presentaron la bellísima Iara, el encanto de las aguas, una historia inspirada en la leyenda brasilera de la sirena del mismo nombre, trabajada –con maestría- a partir del teatro de sombras. “Este es nuestro último espectáculo y esta es la primera vez que lo presentamos fuera de Brasil. Es, además, la primera vez que trabajamos con un director externo, Alexandre Fávero, quien es un estudioso del teatro de sombras y nos ha guiado para poder trabajar de manera contemporánea, no tradicional, a partir de focos móviles y animándonos a hacernos visibles como actores-titiriteros-sombristas en escena. Y en cuanto a la historia, la elegimos con el objetivo de acercar al público de chicos y jóvenes la riqueza de los saberes de la tradición oral de los pueblos brasileros”. Con la misma sensibilidad, aunque desde otro lenguaje, se presentó desde Chile Próxima parada, la propuesta de Manu Porfavor (Manuel Pérez Pérez), un poeta con piel de mimo capaz de encantar y hacer reír a chicos y grandes con el humor más tierno. “Yo soy un artista de calle, de la escena de la calle, y lo que trato, a través de la simpleza, es de abrir un canal, de armar un puente, para que las personas se entreguen al juego. Y en el caso de los niños, que son un público muy difícil, hay que trabajar desde el amor y con un humor sano. Mi valija, la que utilizo en el espectáculo y me acompaña desde los comienzos, es símbolo de la simpleza del circoambulante que recorre caminos en busca de humanidad”.

 

Cuatro días en los que las sonrisas de chicos y grandes volvieron a hacer del Parque Lillo un bosque encantado.

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados