Agenda


Hoy, Domingo 17 de Noviembre

ver día completo

Separador

01-10-2004 |

Notas y Entrevistas - Musica para chicos

Encuentro de la canción

Mucho se habla de la conformación de redes como una forma de dar a conocer la producción cultural independiente dedicada a los chicos. La concreción del 4to. Encuentro Nacional de la Canción para Niños, organizado por el Momusi, es la confirmación de un camino iniciado 8 años atrás.

Comentar

El Momusi (Movimiento de Música para niños) surgió en 1997 cuando un grupo de artistas y profesionales dedicados a la canción infantil decidieron juntarse para difundir su producción. Desde 1998, luego de haber participado grupalmente en el 3er. Encuentro Latinoamericano de la Canción Infantil realizado en México en 1997, cada dos años organizan el Encuentro Nacional de la Canción para niños, promoviendo un espacio de intercambio entre artistas, docentes y público.

Entre el 2 y el 5 de septiembre pasados se realizó en el Centro Cultural San Martín el cuarto de aquellos encuentros. Durante tres días cantautores, compositores, intérpretes, comunicadores, educadores e investigadores relacionados con la música para niños compartieron talleres y mesas redondas; y una gran cantidad de público colmó las salas A/B y Enrique Muiño para disfrutar de un Festival abierto donde se presentaron grupos nuevos y con trayectoria.

Este año, el eje del encuentro fue la producción de música para niños por lo que las mesas redondas y algunos talleres se centraron en esa temática. Bajo el título La canción al rescate de la palabra, la poeta y semióloga Ivonne Bordelois realizó una disertación donde reflexionó sobre la importancia de la poesía en las canciones para niños, y explicitó con ejemplos la musicalidad propia de la palabra.

Pero el protagonista indiscutido, en esta oportunidad, fue el 1er. Certamen de la Canción para niños, para el cual se presentaron 220 temas de más de 80 compositores. En el acto de inauguración, los quince finalistas presentaron en vivo sus canciones y se dieron a conocer a los ganadores. Hugo Figueras, de La Plata, se llevó el primer premio (aporte de Sadaic) por su "Chamarrita cosquillera"; el segundo premio fue para "El misterio del perico", de José H. Flamenco, también de La Plata; mientras que el tercer premio (aporte de la empresa Barry) y la mención especial fueron para Malena Sosa Sacchi, de Capital Federal, por "Coplita y Candombe de los tambores", respectivamente.

Los integrantes del jurado -las pedagogas Violeta H. de Gainza y Pepa Vivanco, la compositora y docente Silvia Furnó, y los cantautores Pichi de Benedictis y Ernesto del Viso- participaron de una mesa redonda donde realizaron un balance del material recibido. Todos coincidieron en destacar la realización del certamen y en alentar la producción de los compositores jóvenes pero dejaron planteados algunos desafíos, tanto para la organización como para los participantes. “Los jóvenes tienen la responsabilidad de producir los cambios que este país necesita, y la canción es un camino posible para el cambio”, dijo a su turno De Gainza, intentando resumir en una frase el espíritu de la convocatoria.

Por primera vez, este año el Festival de cierre se realizó simultáneamente en dos salas, lo que permitió la participación de una mayor cantidad de grupos. La diversidad de estilos y propuestas que se observaron indica una amplitud de criterios de la comisión seleccionadora (integrada por María Teresa Corral, Hugo Midón y Claudio Vittore) pero también implicó un nivel desparejo en la calidad de los espectáculos.

Hay que destacar el esfuerzo organizativo que significa para el Momusi un encuentro de estas características, sin dudas un espacio a preservar y fortalecer. Para los artistas representa una posibilidad de intercambio con colegas de todo el país, y sabido es: el intercambio ayuda al crecimiento. Para los docentes, la posibilidad de adquirir herramientas de trabajo y material didáctico para las aulas. Para el público (niños y adultos), la posibilidad de acceder a una cada vez mayor diversidad de propuestas.


Entrevista a Hugo Figueras, ganador del 1er. Certamen Nacional de la Canción para niños.

“Hacer canciones es una tarea divertida”

Hugo Figueras es pampeano, dejó su Realicó natal para estudiar en La Plata y no se fue más de “la ciudad de las diagonales”. Es Profesor de Música y desde hace casi una década trabaja en Jardines Maternales llevando sus melodías a chicos muy pequeñitos. El año pasado editó su primer CD, Un vagón de canciones, distribuido por Gobi Music, pero compone desde finales de los ´90 y dice que lo hace, esencialmente, “porque es una tarea divertida”.

¿Cómo comenzó tu camino en la composición de canciones para chicos?

Hice el disco para obsequiarlo entre mis alumnos que egresaban del Maternal, reuní a mis amigos músicos y juntos armamos el disco que tuvo tanta y tan buena repercusión que de algún modo, casi sin planearlo, nos llevó por sí sólo al resto. Comenzamos a presentarnos en distintos lugares de La Plata, y bueno… nos subimos todos al ´vagón´ y así hemos llegado hasta acá. Ahora estoy trabajando en un segundo disco.

En Un vagón de canciones se funden ritmos de los más variados, hay folklore local y de otros países de Latinoamérica, de Venezuela y de Cuba también; hay tango, rock y hasta un blues. Y así como las melodías, también los músicos que dieron forma al disco son varios y diversos –unos catorce en total-. “En el disco participan todos músicos amigos, que además de compañeros son excelentes profesionales y tocan diferentes instrumentos, por eso la variedad en las melodías”, dice Figueras, y agrega: “Sin el apoyo de todos ellos el disco no hubiera salido y tampoco habría espectáculo, su compañía es fundamental para mí”.

Las canciones de Figueras, que recuerda como sonidos de su infancia, esencialmente canciones de nuestro folklore, hablan de chanchos rengos, elefantes tartamudos, brócolis enamorados de morcillas y otros extraños y coloridos personajes. Consultado sobre qué ideas lo motivan a contar esas historias, y sobre cómo es el trabajo de la composición de canciones infantiles, dijo: “Los disparadores de mis canciones son ideas muy básicas que a mí me divierten mucho, claro que no siempre lo que a mí me divierte también les gusta a los chicos. Investigo ritmos, compongo bases y las pruebo en talleres, muchas veces tengo que desechar todo, otras sale bien. Igual todo depende de las edades de los chicos. Para el caso del Maternal tengo en cuenta el trabajo de canciones donde la música y la letra puedan acompañarse con gestos, eso es importante para que los chicos puedan seguir las historias. Pero lo fundamental sigue siendo que sean divertidas.”

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados