Agenda


Hoy, Miércoles 18 de Octubre

ver día completo

Separador

24-07-2017 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Guantes y marionetas de Suiza a Buenos Aires

Originarios de Friburgo, con treinta y seis años de trayectoria, la compañía Le guignol à roulettes llega por segunda vez a Argentina para conmover a niños, y grandes, con historias tan sencillas como profundas. "Detrás de mi casa" y "Tuda y Paki" invitan a reflexionar, desde el humor, sobre la vida moderna en las grandes ciudades y nuestro compromiso –y responsabilidad- con la naturaleza.

Comentar

Por Marisa Rojas

 

 

En un rincón escondido de una ciudad enorme con cielos poblados de departamentos y autopistas, un grupo de vecinos resiste los embates de un gobernador que habla de progreso e insiste en asfaltar las calles y levantar más y más torres de cemento sin tener en cuenta, entre otras cuestiones, el espacio que necesitan las flores para crecer. Al otro lado de los tiempos, casi fundacionales, dos gemelos gigantes entablan una pelea de agua, viento, fuego y piedras con erupción de volcán incluida. Entre retablos, con la magia eterna de los guantes y las marionetas, los primeros habitan Detrás de mi casa, los segundos se llaman Tuda y Paki. Son los protagonistas de las historias que con mucho humor, y desparpajo, crea Le guignol à roulettes, una compañía suiza de teatro profesional e independiente de larga trayectoria que llegó a la Argentina por primera vez en 2016 y que esta temporada regresó para seguir convocando a niños, y a grandes, a reflexionar sobre la vida moderna y la relación de los hombres con la Tierra.

“El año pasado trajimos Detrás de mi casa, un trabajo por el que nos nominaron para el Premio Nacional de Títeres Javier Villafañe en la categoría "Mejor espectáculo extranjero", y por el que nos premiaron en ATINA como uno de los cuatro espectáculos internacionales destacados para el joven público, y eso fue un gran impulso para que nos tomaran en serio con esto de girar por este lado del mundo. Estamos muy agradecidos a estos premios porque sirvieron para que consiguiéramos el apoyo para los tickets aéreos y el traslado de la carga -¡doce maletas!- para volver este año con el mismo espectáculo y uno nuevo que creamos en Cuba. También, para poder acercarnos a gente como Daniela Fiorentino de Pan y Arte, Gonzalo Guevara de Catalinas y Gustavo y Natividad Garavito de El Trompo, que nos han abierto las puertas de sus salas esta temporada”, cuenta Pierre-Alain Rolle, uno de los integrantes del elenco suizo, quien visita nuevamente Buenos Aires junto a su compañera Paola Busca.


Le guignol… cuenta con treinta y seis años de historia en los que han creado veinticinco espectáculos con los que han girado por toda Suiza, gran parte de Europa, varios países de Asia, y el último tiempo en Cuba y en Argentina. ¿Cómo llegaron y por qué decidieron volver aquí entre 2016 y 2017? 

Paola: Descubrimos que había todo un mundo de titiriteros, una cultura del títere muy fuerte, para niños pero también para adultos, y por eso quisimos venir, y luego regresar.

Pierre-Alain: En Europa es diferente, hay muy poco de títeres para adultos, la marioneta está muy asociada al público de niños que además es un público cada vez más joven. Pero a mí me gusta contar historias y apelar a la fantasía. Para todos.

En Detrás de mi casa alertan de alguna manera sobre el crecimiento desmedido de las ciudades y cómo los hombres se alejan, en su afán de progreso, de la naturaleza. Ahora en Tuda y Paki apelan a la solidaridad entre los seres vivos para preservar los recursos esenciales como el agua. Podríamos decir que se trata en ambos casos de fábulas sociales y ecológicas. ¿Por qué el interés en contactar este tipo de historias en espectáculos para un público familiar?

Pierre-Alain: Yo creo que hay cosas que son esenciales y que hay que decir. ¿Para qué hacer teatro sino para decir cosas importantes? Para solo pasarte el tiempo ves fútbol. Pero si tú quieres despertar algo en la mirada y en la reflexión del espectador…Igual no es que inventamos temas para hacer teatro, hacemos teatro con temas de nuestro cotidiano, de la vida de cada día.

Paola: Se ven cosas mucho más duras en la televisión… Se puede hablar de muchos temas en el arte y a nosotros nos pareció que hablar de la conciencia del mundo podía tener que ver luego también con la conciencia, el respeto entre los humanos, en lo cotidiano y a largo plazo donde creemos que el mensaje llega a los niños y pueden replicarlo con su maestra en la escuela y en la casa con la mamá.

Pierre-Alain: Nos pasó en un hotel donde vivíamos el año pasado en Cuba que una de las señoras de la limpieza nos dijo que, tras ver la obra, su hijo la tenía corriendo con eso de desperdiciar el agua. En Suiza la mirada es más estética, aquí se involucran más. En India con Detrás de mi casa, donde finalmente no pudimos ir por un problema de salud personal, la producción estaba bastante preocupada en que la obra no resultara en un problema con el gobierno.

Tuda y Paki es una co-producción de la compañía con Teatro Retablos de Cienfuegos, Cuba. ¿Cómo surgió el proyecto y de qué manera lo llevaron adelante?

Pierre-Alain: El espectáculo nació en abril de 2016 en un festival-taller de teatro de marionetas en Matanzas, donde conocimos a Christian Medina, de Retablos. Yo estaba leyendo muchas historias originarias, leyendas de pueblos de la región, teatro de Canadá que también tiene historias así algo míticas donde hay hermanos que funcionan como espejo el uno del otro y como la gemelidad también es una cosa muy de titiriteros, pues…

¿La historia fue pensada en función de la técnica? ¿Por las posibilidades de juego del títere de guante?

Paola: Decidimos poner el guignol por los personajes, eso sí.

Pierre-Alain: Pero el cuento fue evolucionando con el desarrollo de las escenas. Teníamos una voluntad primera de mixturar técnicas, por eso aparecen las marionetas del tipo del Comepiedras y el Monstruo de un Solo Ojo, aparte están los animalitos que no son títeres de verdad... son juguetes. Fue todo parte del proceso con la compañía cubana. Yo escribí una primera historia y trabajamos muy bien con Christian a la distancia; él hizo la versión teatral y luego vino a Suiza y durante un mes realizamos los títeres y los mecanismos juntos.


Títeres y mecanismos que involucran maderas, clavos, tejidos, piezas de goma y pinturas de todos los colores. “Imaginación, reflexión, transpiración y mucho amor”, dicen Le guignol à roulettes. Para comprobarlo, bastará darse una vuelta por alguna de las salas de la ciudad de Buenos Aires donde los artistas europeos invitan al juego ancestral y encantador de la titiritezca. O de como lo esencial cruza tiempos y fronteras – geográficas, idiomáticas, etarias- para recordarnos que en el arte podemos encontrarnos todos.



 


 

Le guignol à roulettes presenta sus espectáculos de teatro de marionetas para niños y familias: Tuda y Paki, 5, 12, 19 y 26/08 en “la casa de los títeres”, Pan y Arte Teatro; Detrás de mi casa 6 y 13/08 en Teatro El Trompo. 
Más inf. en Facebook y en www.guignol.ch


 

 

 

Tags: vacaciones de invierno, títeres, teatro para toda la familia, Le guignol à roulettes

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2017 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados