Agenda


Hoy, Domingo 17 de Noviembre

ver día completo

Separador

01-07-2016 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Historias del Río de la Plata

Cuentos que se escuchan en la ciudad de los Buenos Vientos. Relatos de amistad, de amor, y hasta de algún conflicto también, que suenan en clave de 2x4, murga y candombe. Aventuras musicales creadas por tres artistas de legítimo sello tanguero. Para compartir en familia estas vacaciones de invierno en el Centro Cultural Borges.

Comentar

Por Marisa Rojas

 

“La conocí en un kiosco comprando las figuritas.
Ella pidió cerealitas, coca-cola y bonobóm.
Me regaló una sonrisa y supe cómo se llamaba.
Y me rajé pa´ mi casa a escribirle una canción…”


Entusiasmado, un joven enamorado corre al hogar para poner en palabras todas esas sensaciones que la chica de sus sueños despierta en él. Quiere conquistarla y elige hacerlo escribiéndole una canción. Lo que no imagina el muchachito es que ¿el destino?, ¿acaso el azar?, le jugarían una pesada broma y entonces ya no recordaría el nombre de su amada. Así, con tierna picardía, mucho humor, y una cuota de emoción, comienza El tango es puro cuento, el musical que para chicos, y no tanto, crearon el cantor Guillermo Fernández, el actor Luis Longhi y el músico Federico Mizrahi.

¿El tango es puro cuento? ¿No lo era la fama?

Luis Longhi: (se ríe) Algo así. En realidad, el nombre del espectáculo es una paráfrasis a esa famosa frase. Y creo que salió así porque es gracioso. Además, como cada tanguito (en el espectáculo) es un cuento en sí mismo, simplemente nos pareció apropiado.

Guillermo Fernández: La verdad es que a El tango… no lo pensamos originalmente como un espectáculo sino como un libro-disco de tango para chicos. Nació de nuestras cabezas que en el fondo son las cabezas de tres nenes que queremos seguir jugando.

Tres nenes a los que les gusta el tango, ¿desde siempre?. A Guillermo lo conocimos como “Guillermito”, aquel niño que cantaba junto a los grandes valores de la música ciudadana.

Luis: Siempre nos gustó el tango. Partimos también de esta base, ¿no? Todavía le decimos “Guillermito” a un tipo que tiene como 250 años… Yo creo que Guillermo es el Peter Pan del tango. Y, después, miremos al maestro Federico Mizrahi: músico, pelo largo, medio hippie… En realidad, somos niños adultos todos.

Federico Mizrahi: Pero yo me dediqué al tango ya de grande, después de los 30.

Los tres cuentan con reconocida trayectoria artística, sin embargo esta es su primera incursión en el ámbito de la cultura infantil. ¿En qué momento, cómo y por qué surgió el proyecto?

Luis: Empezamos a pergeñar la idea de hacer algo para chicos en el 2006 más o menos, cuando estábamos haciendo un programa en la TV Pública que se llamó Sarpando tangos. Guillermito, que es un tipo muy dinámico, un día llegó y nos dijo: “El programa ya lo tenemos encaminado, ¿ahora qué hacemos?”.

Federico: Y entonces surgió la idea de llevar el tango, que parecería ser algo para grandes, a las escuelas, para que así llegara a los chicos.

Guillermo: Nosotros estamos convencidos que los chicos son tan sentimentales, nostálgicos y dramáticos como nosotros, por eso pensamos en acercarles el tango.

Porque el tango es así: sentimental, nostálgico y dramático…

Luis: Sí, y también puede ser divertido. Sobre todo, tratándose de chicos.

Guillermo: De todas maneras, la diversión en El tango es puro cuento surge del drama, del absurdo drama de un chico que conoce a una chica y decide escribirle una canción pero no puede hacerlo porque al llegar a su casa se corta la luz, la mamá lo manda a hacer mandados y él entre lo uno y lo otro se olvida el nombre de ella y empieza allí toda una confusión que lo hará atravesar muchas situaciones. Y todo eso, de tan dramático es muy divertido. Creo que le encontramos la vuelta por ese lado.

Hablemos de los comienzos, del libro-disco que dio origen al espectáculo musical…

Luis: Primero compusimos las canciones. Así fue como pensamos originalmente el libro-disco: con canciones como cuentos a las que el maestro Mizrahi pondría música y que grabaría Guillermo. Hasta que un día, en la panadería, Guillermito se encuentra con Tute y resulta que como él tira ideas como de la nada, pero como si estuvieran pensadas de hace días, lo saluda y le dice…

Guillermo: ¡Qué bueno que te encuentro porque hace días que te queríamos contar algo!

Luis: Y yo, que estaba con él, pensaba ¿queríamos?, ¿de qué está hablando?

Guillermo: Ahí le conté a Tute que estábamos haciendo tangos para chicos, que nos habíamos dado cuenta que lo visual era muy importante y que entonces habíamos pensado en él para que nos hiciera un dibujo para cada cuento-canción. Pero él nos dijo que no podía dibujar todo el libro, entonces nos propuso que, si queríamos, reunía a los 12 mejores historietistas para que cada uno dibujara una canción.

Luis: Así que un día nos fuimos los tres a la casa de Tute, a encontrarnos con los 12 dibujantes y a cantarles en vivo las canciones que en ese momento no estaban grabadas más que con un piano y una guitarra. Las íbamos cantando y ellos las iban eligiendo según el estilo de cada uno. Tute fue el primero que eligió, incluso antes de ese encuentro, y decidió trabajar con “La triste historia de Rosa Brown” (NdeR: una canción bellísima que en escena se transforma en uno de los momentos más emocionantes del espectáculo).

Guillermo: Después llegó el momento de grabar el disco, cosa que pensábamos hacer los tres solos, con producción independiente, como siempre, pero entonces se me ocurrió no cantar todo yo. Así que Fede, que conoce las voces de todos los músicos, fue haciendo una posible selección y así, de repente, estábamos grabando con Kevin Johansen, con Sandra Mihanovich, con Teresa Parodi, el Negro Fontova, Pedro Aznar; hasta el Negro Dolina aceptó. Todos decían que sí apenas los llamábamos.

Finalmente, seis años más tarde de la primera idea, en 2012 editaron el libro-disco con el apoyo del Centro Cultural de la Cooperación y la Editorial Abrazos. Y en 2015 estrenaron el espectáculo basado en el libro. ¿Cómo llegaron hasta ahí?

Luis: En el caso del CCC y de Abrazos, la decisión de acercarles el proyecto fue motivada porque queríamos un precio “nacional y popular” para el libro-disco. Gracias a que lo editaron dos editoriales que son, si se quiere, sin fines de lucro, el libro pudo salir al mercado con un precio accesible. Y eso para nosotros es muy importante, como también lo es acercarnos a cantar a las escuelas públicas simplemente de onda. Porque lo de mostrar el trabajo en escena fue algo que siempre estuvo pendiente. Siempre nos decíamos: “Tenemos que hacer un espectáculo con esto…”. Y como acá cuando surge hacer algo lo hacemos al toque, entre mayo y julio pasado armamos todo y finalmente estrenamos en la temporada de vacaciones de invierno de 2015 en el teatro Luz y Fuerza de San Telmo. En un mes y medio produjimos todo.

Guillermo: Yo lo conozco a Ignacio González Cano hace ya más de diez años, a través de él conocí a la compañía TempoTango, y realmente confío mucho en su talento, en sus capacidades de puestista, porque es un gran puestista de ópera…

Luis: Así que Guillermito lo convocó para que dirigiera la versión teatral de El tango… y un día cayeron los dos en casa con facturas y empezamos a hablar de lo primero que Ignacio dijo que tenía en mente: unas puertas. Y una puerta en un escenario se abre para ir a jugar, así que por ahí comenzamos a trabajar. Las canciones ya estaban escritas, yo tenía que escribir la dramaturgia para ingresarlas a la historia, y así apareció el cartero que vino a hacer de nexo entre estos dos enamorados que sufren por su desencuentro.

¿Y qué trabajo se hizo con la música para llevar las canciones al vivo?

Federico: La música ya estaba toda armada. En realidad, muchos de los tangos los compuso previamente Guillermo. Yo me sumé al final de la historia, ya en los tiempos del libro-disco, donde lo que tratamos fue de darle una vuelta de tuerca a lo dramático para que fuera más… amable, por eso incluimos valsecitos, candombes, una murga y hasta un rap. Luego, lo único que tuve que hacer para cuando armamos el espectáculo fue trabajar todo lo incidental, que además es lo que más me gusta hacer.

Guillermo: El resto del armado creativo estuvo a cargo de Ignacio, quien vino con todo su equipo, que ha trabajado mucho para el Teatro Colón y son gente maravillosa. Los bailarines de la compañía TempoTango ya llevan además tres espectáculos de danza-teatro preciosos. Y así, con todo su talento, dieron vida a El tango… el año pasado y también lo hacen este. Al igual que los protagonistas de la historia: Anita (Rodríguez) que para mí fue, es, toda una revelación, y el gran Black (Rodríguez Méndez). Estamos todos muy contentos, expectantes por esta recién estrenada nueva temporada.



DEL LIBRO AL ESCENARIO 
Editado por el Centro Cultural de la Cooperación y la Editorial Abrazos, El tango es puro cuento es un libro-disco que cuenta una sucesión de historias rioplatenses ilustradas por reconocidos dibujantes: entre otros, Tute, Max Aguirre, Pablo Bernasconi y Julieta Arroquy. El disco incluye la participación de artistas populares como Teresa Parodi, Pedro Aznar, el Negro Fontova, Kevin Johansen, etc. Declarado de Interés Cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación y la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, en 2015 El tango… se transforma en una tierna y divertida comedia musical con dramaturgia de Longhi, dirección musical de Mizrahi, producción de Fernández y dirección de Ignacio González Cano, que obtuvo 4 nominaciones a los Premios Hugo, categoría Infantiles, en los rubros “Mejor Libro y/o Letras” (Longhi), “Mejor Música” (Fernández, Mizrahi), “Mejor Coreografía” (Manuco Firmani, ganador del premio) y “Mejor Intérprete Femenina” (Anita Rodríguez).

Esta temporada se presenta en la Sala Piazzolla del Centro Cultural Borges (Viamonte 525, CABA), los sábados y domingos de julio y agosto a las 16 hs. Y en Vacaciones de Invierno, de jueves a domingo a las 16 hs. Entrada $ 180.

Más info: www.facebook.com/eltangoespurocuentoespectaculo; www.ccborges.org.ar


PLANETA DEMOLIENDO TANGOS
En 1999, en los ratos libres de una gira que los lleva a París para la versión francesa de la obra Tres mañanas -que en Buenos Aires habían estrenado en 1996 en el teatro IFT con dirección de Manuel Iedvabni-, el actor, escritor y bandoneonista platense Luis Longhi y el pianista, compositor y arreglador Federico Mizrahi crean Demoliendo Tangos, por entonces un espectáculo de café concert donde Mizrahi toca melodías originales y Longhi dice -porque no canta- tangos, cuentos y poemas. En 2002, Demoliendo… se convierte en disco y en 2003 en el nombre de una de las nuevas agrupaciones más representativas de la música ciudadana que en 2009 la UNESCO declara Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. Hoy, Demoliendo… es, también, el nombre del programa de radio que Longhi y Mizrahi conducen los domingos al mediodía por AM 750 junto al filósofo, ensayista y músico Gustavo Varela y al cantante y actor Guillermo Fernández. “Guillermito”, el chico de San Telmo que debutó en la televisión a los 5 años es “el perpetuo invitado” de Demoliendo Tangos. Artistas amigos, amigos artistas, desde su encuentro en El romance del Romeo y la Julieta -año 2001, Teatro Roma de Avellaneda-, los tres conforman un imbatible tándem creativo que los lleva a incursionar en el teatro y en el musical -en 2003 hacen Tangoservicio Tararira en el Chacarerean Teatre, con Claudio Gallardou y Alfredo Piro; en 2011 presentan Un amor de tango, la verdadera historia de Madame Ivonne; y en 2016 ponen en escena Gardel, en el Moliére-. También se animan a la televisión, donde en 2006 estrenan Sarpando tangos, y a la literatura y música para chicos a partir de la creación, en 2012, del libro-disco El tango es puro cuento.

 


Más info: http://demoliendotangos.blogspot.com.ar

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados