Agenda


Hoy, Miércoles 26 de Junio

ver día completo

Separador

01-01-2019 |

Escapadas - Paseos en familia

Las mejores experiencias para unas vacaciones en familia

Viajamos con los chicos para mostrarles el mundo. Para que vean con sus propios ojos los paisajes, para que aprendan en el lugar donde sucedieron los hechos históricos, para que se diviertan en la naturaleza, para que conozcan otras ciudades, otros niños, otras realidades. En esta edición, una selección de experiencias inolvidables en nuestro país.

Comentar

Sea cual sea el destino elegido, las vacaciones familiares se nutren de aquellas experiencias que dejan recuerdos imborrables. Porque finalmente, lo que los chicos recordarán no serán los nombres de ciudades o de montañas o de playas, sino lo que sintieron y vivieron junto a su familia. Aquí, presentamos una recopilación de experiencias a lo largo y ancho del país, de esas para guardar en la memoria de chicos y grandes.


BARILOCHE: Caminata al Cerro Centenario 
Subir a un cerro acompañado por los padres es algo que difícilmente se olvide. El desafío que implica el esfuerzo de la caminata, el trayecto en medio del bosque y la llegada a la cima como resultado y comprobación de que podemos lograr aquello que nos proponemos, es una experiencia superadora para toda la familia.

El ascenso se hace a pie por un sendero sin peligros que lleva unos 30 minutos. Desde el Mirador y Confitería que hay en la cima se tiene una de las vistas más maravillosas del mundo, que abarca los lagos Nahuel Huapi y Moreno, la laguna El Trébol, la península San Pedro, la isla Victoria, los cerros Otto, López, Goye, Bellavista, Catedral, Capilla, el hotel Llao Llao y las arboledas de Colonia Suiza.


IGUAZÚ: Refugio de Animales Salvajes Güirá Oga 
Visitar las Cataratas es una experiencia conmovedora pero la realidad es que allí no habrá mucho contacto con animales… ¡y a los niños les encantan! Por ello, Güirá Oga es un lugar ideal para disfrutar de la magia de la selva y conocer animales en peligro de extinción. El recorrido comienza con un breve paseo en tractor hasta llegar a un sendero donde un guía acompaña y explica a las familias frente a cada animalito la circunstancia en la que llegaron al refugio y qué se está haciendo por ellos: monos, coatíes, tucanes, guacamayos, yacarés, macucos, felinos y aves rapaces.


EL CALAFATE: GLACIARIUM, el Museo del Hielo Patagónico 
Además de la experiencia sublime de conocer el Glaciar Perito Moreno, este Museo ubicado a 6 kilómetros de El Calafate ofrece una experiencia que invita a la reflexión sobre el cuidado del planeta y el cambio climático por medio de animaciones, documentales 3D y maquetas.

Dentro del Museo funciona el GlacioBar, una experiencia bajo cero inolvidable y muy divertida. Al ingreso entregan capas y guantes plateados onda futurista que protegen del frío. Paredes de hielo, esculturas de hielo y vasos de hielo para tomar algún juguito y/o gaseosa los niños y un licorcito de calafate los adultos. Un lugar para sacarse muchas fotos ¡y para atesorar un recuerdo de por vida!


ESTEROS DEL IBERÁ: Paseos nocturnos 
Las caminatas nocturnas en Iberá son toda una aventura. Provistos con linternas y a la luz de la luna, se descubren los sonidos de la noche, el espectáculo de las luciérnagas, las mulitas que atraviesan los senderos a cada rato y la vía láctea, admirable como nunca. Los guías son amigables y están pendientes de aquello que divierta y asombre más a los pequeños.  Pero la navegación nocturna es la experiencia más increíble, que no se puede reproducir ni en fotos ni con palabras. Navegando por los canales se pueden ver los ojitos luminosos de las familias de yacarés. Cabe destacar que no hay peligro alguno y que el asombro es tanto para chicos como para grandes.


SAN RAFAEL: Rafting en el Cañón del Atuel 
Este río caudaloso de aguas verdes muy claritas y el oasis arbolado que lo acompaña en todo el trayecto invitan a jugar con la naturaleza. ¿Nos animamos a un rafting familiar? La excitación acompaña de principio a fin. Con chalecos y cascos muy coloridos, y tras una clase sencilla sobre cómo usar los remos, ¡todo está listo para la aventura! El descenso por las aguas del Río Atuel haciendo rafting en balsas es el pico máximo de adrenalina y risas en este río de tipo “escuela”, con un nivel II, es decir, apto para la familia con niños de 5 años en adelante. No se puede describir la emoción de cada instante, de cada remolino, solo hay que vivirlo.


TRELEW Y PUERTO MADRYN: avistaje de toninas overas 
El secreto mejor guardado, entre las numerosas opciones para hacer en la costa de la provincia del Chubut, es la navegación a mar abierto para observar el show excepcional de las toninas overas. Se recomienda llegar antes del mediodía para almorzar pescados y mariscos en el colorido Puerto de Rawson. La llegada y salida de embarcaciones ya empieza a generar adrenalina y la puesta de los chalecos salvavidas provoca miraditas ansiosas. ¡Y ni hablar cuando la lancha trata de atravesar la rompiente! Aunque pronto la navegación se vuelve más calma aproximándose a los barcos pesqueros porque allí estarán “ellas”, las toninas overas. Estos delfines saltan como si estuvieran jugando con las embarcaciones, provocando risas y diversión en los más pequeños ya que aparecen y desaparecen a gran velocidad. La experiencia con las toninas no debe sumar más de 30 minutos en altamar, pero el recuerdo perdura por siempre.


QUEBRADA DE HUMAHUACA: Trekking con Caravana de Llamas
En Tilcara se ofrece esta experiencia altamente recomendable para familias con niños mayores de 5 años. Hay de diferentes dificultades: puede ser un paseo de dos horas desde el corral hasta el pueblo, puede ser un trekking de 5 o 6 horas o incluso de varios días pernoctando en los cerros, para las familias más aventureras.

El grupo de familias y de llamas, desde el momento que sale del corral, se convierte en una “caravana”. Primero en llano para aclimatarse y luego en subida a los cerros. No hay ninguna dificultad ni esfuerzo ya que todo se hace “a paso de llama”. Y resulta que estos animales se autorregulan, y apenas les sube un poquito el ritmo cardíaco frenan y descansan.

A medida que se va ascendiendo, el paisaje es sublime hasta llegar a un punto panorámico desde donde se tiene una vista maravillosa de todo el valle, el pueblo de Tilcara y la Quebrada. Entonces, la guía despliega la mesa, sillas y mantel para un delicioso almuerzo casero, las llamas se acomodan y la postal se convierte en la foto del portarretrato de las vacaciones.


VILLA GESELL Y ALREDEDORES: Reserva Dunícula del Faro Querandí 
Para familias que buscan adrenalina es ideal la excursión en cuatriciclo que sale desde el límite del bosque de Mar Azul, y que recorre un paisaje de dunas, playa y mar impresionantes. Hay dunas de 15 metros que los guías enseñan a subir y bajar como un tobogán ante el grito contento de los niños y pistas de arena zigzagueante entre dunas y tamariscos bajos, siempre paralelos al mar.

La excursión llega hasta el Faro, torre blanca y negra de 54 metros de altura a la que habrá que subir a través de una inmensa escalera caracol con ¡276 escalones! que los niños hacen en un santiamén y los adultos, con más de una parada hasta llegar a la cima. Desde arriba se tiene una vista fantástica del mar y de esta reserva de 5.757 hectáreas de dunas.

El regreso en cuatris se hace bordeando el mar con esa brisa que renueva a los adultos y que a los niños, por fortuna, ¡los cansa!


Por Lic. Marisa Godoy - visite www.viajeconchicos.com.ar


Tags: paseos, escapadas, familias, vacaciones, argentina

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados