Agenda


Hoy, Domingo 21 de Octubre

ver día completo

Separador

01-05-2018 |

Notas y Entrevistas - Literatura infantil

Para mirarte mejor

¿Cómo logra una imagen despertar una emoción determinada? ¿Qué indicios permiten captar la disposición o intención del ilustrador? ¿Cómo cuentan las imágenes? Analista del lenguaje pictórico, docente y lectora apasionada, María Cristina Thomson invita a grandes y chicos a descubrir formas de decir y de leer en imágenes. Para aprender a mirar, y seguir leyendo.

Comentar

Por Gabriela Baby


Una caja de herramientas: así define María Cristina Thomson a su libro Veo, veo… ¿qué ves? Cómo descubrir los secretos detrás de las imágenes (Ediciones del Dragón). Ilustrado por Alfredo Grondona White y con muchísimas imágenes de la pintura universal y de libros-álbum, el texto analiza los diversos mecanismos expresivos propios del lenguaje pictórico. Porque si una imagen vale más que mil palabras, quiere decir que esa imagen se expresa en un idioma particular. Que tiene sus signos, su gramática, su sintaxis y su poética, definitivamente, sus propios artilugios. Conocerlos es una manera de entrar profundamente en un universo particular de formas, colores, signos, líneas. Entrar en otro idioma.

En el auge del libro-álbum y el libro sin texto escrito, en un mundo lleno de selfies, íconos y signos gráficos, el lenguaje de la imagen necesita ser analizado, desmenuzado en sus partes para ser cabalmente comprendido y para profundizar sentidos y lecturas con los chicos. La propuesta de Thomson –que viene trabajando con el lenguaje de la imagen en sus clases y en su libro anterior Sobre líneas. El libro álbum en el aula, publicado en 2016- vale como guía para afinar la mirada. Lejos de tecnicismos, con un lenguaje llano y directo, la autora ofrece el análisis de recursos puntuales para aprender y disfrutar de imágenes provenientes de poéticas bien diversas. Con citas de Kandinsky, Paul Klee, Leonardo Da Vinci, y un recorrido por una galería de ilustradores de hoy, su libro es una brújula necesaria en un universo en el que las imágenes se imponen.


¿Necesitamos aprender a leer imágenes del mismo modo en que necesitamos aprender a leer palabras?

Efectivamente. La imagen pictórica también es un texto y, como tal, demanda una lectura acorde con su especificidad. Este lenguaje específico es el que desde un comienzo aprenden aquellos que se inclinan por las artes visuales. Podría decirse que son recursos, cimientos o principios sin los cuales los dibujantes, diseñadores y hacedores de imágenes no podrían expresarse. Por eso, aquellos que miramos una imagen podemos interpretarla mucho más acabadamente si conocemos esos recursos fundamentales de todo texto icónico.

¿La imagen nos invita a pensar de otra manera?

Rudolph Arnheim dice “la expresión artística es una forma de razonamiento, en la cual la percepción y el pensamiento se entrelazan de manera indivisible. Una persona que pinta, escribe, compone, danza, piensa con sus sentidos”. Se trata de poner a funcionar una manera de mirar que nos permita activar nuevas modalidades cognitivas o disposiciones de pensamiento reflexivo. Mi propuesta es invitar a ejercitar una mirada lentificada que permita propiciar perspectivas cognitivas amplias que soslayen los estereotipos, la superficialidad y la confusión mental.

“Esto no es una pipa”, dice Magritte en su cuadro La traición de la imagen. ¿Confiamos demasiado en (el sentido literal de) las imágenes?

No estoy segura de que esto ocurra en todos los casos. Al menos no es el caso de los niños o adolescentes: en ellos siempre hay un intento de interpretar, de ver de acuerdo con la mirada propia y la disposición cognitiva de cada uno. Algo diferente ocurre con muchos adultos, que al mirar una imagen intentan ver qué es lo que muestra, lo que “quiere decir”, o “lo que quiso decir” quien la hizo. Es decir, no se animan a poner en juego sus sentidos, no confían en su lectura personal. Porque, así como en la lectura de un texto lingüístico el lector es un partícipe protagónico y activo del texto, y lo recrea mediante su propia intervención, también es un lector activo de las imágenes, ya que aporta su propio mundo y sus expectativas al otorgarle sentido a lo que ve, al interpretarlas creativamente. Hay que animarse al juego.

Y el ilustrador también lee. ¿De qué manera un estilo, un ilustrador determinado, impacta y modifica el sentido de un texto?

El impacto es único y especialísimo, ya que nos abre una puerta a vislumbrar tanto las particularidades de tal o cual artista en cuanto a su propia idiosincrasia para plasmar líneas, formas o color, como también nos permite descubrir el mundo y circunstancias de los que proviene. Pienso por ejemplo, en la Caperucita de los Grimm ilustrada por Arthur Rackham, publicado en el 1900, y La niña de rojo, el mismo cuento según versión de Aaron Frisch, ilustrada por Roberto Innocenti, y publicada en 2012. El estilo de Rackham impacta por su lado fantástico y antropomórfico, de líneas que subrayan la sutileza del vuelo de las hadas, y que contrastan con el realismo de los ambientes. Podría decirse que su versión es eminentemente romántica. En cambio, las ilustraciones de Innocenti nos presentan un mundo hostil y descarnado, que anticipa un final trágico a su protagonista. Es una versión sumamente crítica del mundo en que vivimos, la subversión de valores, la ausencia de esperanza, y dedicada al niño/preadolescente de hoy, acostumbrado a entender la realidad de otra manera.

El libro-álbum implica todo un desafío de lectura, especialmente para los maestros. ¿Es compatible con la escuela?

El libro-álbum no sólo es compatible sino ideal para compartir en el aula, con niños alfabetizados o con adolescentes. Dada la extensión acotada del texto, escrito además en combinación con las imágenes, se presta especialmente para compartir lecturas, socializar sentidos, generar debate, donde los alumnos se sientan libres de participar con observaciones o comentarios. Es importante que los chicos se acostumbren a compartir lo que muchas veces serán miradas disímiles sobre un mismo libro, una misma imagen. Es la manera en que comprenderán que puede haber múltiples miradas sobre la realidad, y que todas y cada una de ellas contribuyen a enriquecer nuestra comprensión del mundo.

Para los docentes a veces no es tan sencillo coordinar o compartir este tipo de lecturas, ¿por qué?

El docente que coordina un grupo de estas características tendrá que poder delegar protagonismo en sus integrantes, y asegurar la calidad de un espacio democrático y respetuoso de los demás. Para esto sabrá invitarlos a observar reglas simples de participación, tales como no interrumpir a quien está en uso de la palabra, no desmerecer su contribución con comentarios agresivos, etc. No siempre los chicos tienen oportunidad de hablar y decir qué piensan en el aula y esta puede ser una excelente ocasión. Sugeriría, además, un conocimiento básico de los recursos pictóricos, no para “bajarlos”, es decir enseñarlos, sino para guiar con mayor acierto los intercambios de sus alumnos mediante preguntas motivadoras, que les permitan mirar e interpretar de otra manera.

¿Cómo ves el panorama del libro-álbum y del libro ilustrado hoy en el mundo? ¿Y en la Argentina?

La edición de libros-álbum e ilustrados atraviesa un momento especial, de gran calidad en sus producciones. En Argentina hay destacados escritores, dibujantes y autores-totales cuyos trabajos son premiados internacionalmente. Párrafo aparte merecen los espacios en las librerías donde los libros multimodales ocupan un lugar destacado donde todo interesado puede manipularlos y darles una mirada antes de decidir su compra. Y han surgido también negocios especializados en este tipo de libro. Y no quisiera olvidarme de los libros informativos, increíblemente atractivos por la variedad de contenidos y despliegue de imágenes, dibujadas o fotografías a todo color. ¡Un momento para celebrar!

Vemos reproducciones de obras clásicas, ilustraciones en libros, pero vamos poco a los museos… ¿Cómo acercar a los chicos a la apreciación de la obra de arte original?

El acercamiento de los chicos a las obras pictóricas depende del interés que tengan sus mayores y la costumbre de visitar con ellos asiduamente los museos. Muchas veces este acercamiento es nulo o muy escaso: una pena ya que la mayoría de los museos –por lo menos en nuestra ciudad- ofrece visitas guiadas para chicos, todas conducidas por especialistas, que seleccionan un número de obras ante las que se detendrán con el grupo para conversar. Lo interesante de esta conversación es que se propicia la participación libre y espontánea de los chicos mediante preguntas y observaciones. Tal vez este tipo de encuentro necesite más difusión porque es verdaderamente interesante y enriquecedor.




PLANETA THOMSON
Nació en Rosario, Santa Fe. Es Magister en Literatura Para Niños (UNR), Profesora de Inglés (INP Rosario), Profesora Especializada en Literatura Infanto-Juvenil (SUMMA); obtuvo el Diploma en Literatura Infantil en el Christchurch College of Education, Nueva Zelanda. Es narradora oral bilingüe y ha publicado diversos libros, como Relatos (in)mortales, realizado junto con Tabaré y premiado por Banda Dibujada en 2013; y Sobre líneas. El libro-álbum en el aula. Dicta el seminario de Literatura infanto-juvenil para la Maestría en Literaturas en Lengua Inglesa de la Universidad Nacional de Cuyo.



 


THOMSON DIXIT 
“El lenguaje visual es un sistema de comunicación que se materializa a través de imágenes. Ya sea para informar, expresar o despertar en el lector-observador el gozo estético, se vale de signos gráficos o códigos para transmitir sentido y así lograr su propósito.

Los recursos pictóricos que se ilustran y explican en este libro son algunos de los elementos gráficos a los que recurren dibujantes, artistas gráficos o ilustradores para explicar gráficamente su mensaje. Los seleccionados a continuación se presentan con frecuencia en los libros-álbum contemporáneos. Conocer sus características nos permitirá acceder a su significado y así ampliar y optimizar nuestra manera de percibir o leer las imágenes visuales”.

Thomson, María Cristina. Veo, veo… ¿qué ves? Cómo descubrir los secretos detrás de las imágenes. (Ediciones del Dragón, 2017).


Tags: María Cristina Thomson, imágenes, libros-álbum, literatura, promoción de la lectura

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados