Agenda


Hoy, Sábado 16 de Diciembre

ver día completo

Separador

01-03-2012 |

Crianza - Madres y Padres

Pensar la crianza, recuperar el instinto

El libro "Qué animales somos como padres" propone una mirada renovada sobre la maternidad y la paternidad. Tomando rasgos estereotipados de diversos animales y trazando una analogía entre sus costumbres y las situaciones de crianza del cachorro humano, Flavia Tomaello y la psicóloga Marisa Russomando ofrecen algunas pistas para el ejercicio de la crianza. Entre la selva y el zoológico, siempre con amor, siguiendo el instinto y muy a conciencia.

Comentar

Por Gabriela Baby

 


“No solo se trata de tigres”, dicen Flavia Tomaello y Marisa Russomando, autora y asesora respectivamente de Qué animales somos como padres. Recuperar el instinto en la crianza. Con esta afirmación se refieren a la imagen súper exigente de la madre tigre, propuesta por Amy Chua, aquella mujer de negocios norteamericana de familia china que contó los pormenores de la crianza de sus hijas –basada en la exigencia, la disciplina y un estricto sistema de castigos- en un libro polémico: El himno de batalla de la madre tigre. En Qué animales somos como padres, Tomaello y Russomando avanzan más allá de la ferocidad y el poder de cálculo felino, para ahondar en la parsimonia de los padres vaca o la complejidad de la madre camaleón, sin dejar de lado las destrezas de papá mono y los temores de las madres ardilla. Una interesante visita al zoológico con señalamientos claves para la crianza, que Russomando y Tomaello profundizan en esta charla. Con pelos, plumas y escamas. 

En el libro plantean que la crianza es una empresa cuyas líneas de acción hay que estudiar, conversar y consensuar en la pareja, aún antes de que aparezcan los hijos. ¿Es posible armar una estrategia de la crianza antes de que la misma comience a ser ejercida?

Flavia Tomaello: En el libro mencionamos algunos puntos en los que es conveniente acordar como papás. No porque sea indispensable que esto suceda antes de que nazca el niño, sino porque estimamos que es bueno crear preguntas, interrogarse y hacerlo de a dos es importante para conocer la mirada del otro para poder aunar criterios. La vida es una sorpresa y es genial que así sea, pero es valioso reconocer que en una tarea tan compleja como criar hay que preparar el terreno, reconociendo qué cosas queremos transmitir, cuáles serán los valores que priorizaremos. Lo imprevisto llegará, preparémonos para lo previsible. Es muy improbable ser sorprendidos por una tormenta si ya tenemos paraguas. 

Marisa Russomando: Pensarse en situación y anticipar algunas decisiones a tomar ayuda en la construcción del rol que se está por asumir y genera un conocimiento mayor de uno mismo y del otro. Anticipar ayuda a estar un poco más preparado para lo que se viene, siempre que se cuente con la flexibilidad de dejarse llevar luego espontáneamente por lo que suceda en el día a día. 

¿Qué lugar ocupa el instinto en la crianza?

Flavia: El instinto no es sinónimo de improvisación. Se puede seguir lo que el instinto indica aun habiendo meditado una decisión.  La instancia en la que se apela a recuperar el instinto se vincula a encontrar en nuestro interior -como papás y mamás-  el modelo de crianza. Preguntarnos, interpelarnos a nosotros mismos y no asumir que las claves vendrán dadas desde afuera. 

Marisa: Cada persona, cada pareja y luego cada familia tiene una escala de valores y normas que considera esenciales para la educación de sus hijos y para una sana convivencia cotidiana. Es importante reflexionar acerca de ello para tomar una posición propia y para lograr esto hay que escuchar el instinto. Entendemos al instinto como aquello que hacemos sin dejarnos llevar por lo que nos dicen o nos enseñan; aquello que nos acerca a nuestra esencia, a nuestras marcas personales, a nuestra propia historia y a la posición que nos hace únicos. La maternidad y paternidad deberían permitirnos enfrentarnos a nuestras propias debilidades y fortalezas, son una oportunidad para conocernos más, para evaluarnos y revisarnos. Esto puede ser así si nos dejamos tocar por esta experiencia y respondemos desde nuestra singularidad, respetando nuestra esencia. Ahí está el instinto. 


PADRES ANIMALES 

El tigre parece ser el más pragmático de los animales, rasgo que lo hace muy sabio en sus decisiones, frío pero certero en sus acciones. ¿Cuáles son los puntos fundamentales que criticarían de la teoría de Amy Chua? ¿Y cuáles son los aspectos valiosos de esa teoría? 

Flavia: Sin duda, algo valioso del tigre es que se trata de un modelo que sabe lo que quiere. Chua dice criar para el éxito a sus hijos. Nosotros nos cuestionamos si el éxito es felicidad. Entendemos que sí lo es para Chua, pero no creemos que la vara sea la misma para todos. También es valiosa su constancia en el modelo. Decimos al comienzo de la obra que lo más difícil de los límites no es ponerlos, sino mantenerlos. Chua, al menos en la teoría que expone, lo logra. 

Marisa: En principio, la crítica al modelo de la madre tigre está dirigida a la presión ejercida hacia los niños, basada en excesivas prohibiciones y exigencias que hoy, como consecuencia de investigaciones tanto teóricas como clínicas, sabemos que no favorecen la construcción sana y equilibrada de la personalidad, ni de la autoestima ni de la subjetividad del niño. Por otro lado, coincido con Flavia: me parece muy rescatable la idea esgrimida en este libro de que en la crianza tiene que haber límites bien claros, firmes y sostenidos para que los niños crezcan en un ambiente tranquilizador y seguro. 

¿Por qué eligieron la analogía con los animales para pensar la crianza? 

Flavia: El libro invita a reflexionar tomando a los animales de manera gráfica y divertida. La intención es trabajar con la vieja consigna de la parábola que permite -mediante situaciones caricaturizadas- abrirnos a problemáticas que, mencionadas de manera directa y llana, pueden resultar reacias o amargas para la reflexión. Los animales son aquí una excusa -con un poco de humor- para hacer una lectura propia del estilo de paternidad que tenemos y que queremos. 

Siguiendo con las metáforas animalescas: ¿criar en el zoo o en la selva? ¿Libertad o rejas para criar? 

Marisa: Consideramos que la vida es un mix entre la casa y el mundo y nuestra responsabilidad como padres es criar chicos para uno y otro ámbito. Nos proponemos criar niños autónomos, independientes, que se sepan mover en el mundo de hoy. Pero esta crianza comienza en casa. Un ambiente seguro para que cada “cachorro” pueda ensayar respuestas antes de salir al mundo. Después vendrá la socialización, con el ingreso a jardines maternales y las relaciones con los pares: éste es el primer paso hacia el exterior, hacia un más allá del “nido” para el que es esperable que esté preparado o que pueda en ellos aprender a convivir en lo social. Esto implica: ceder, perder, esperar, negociar, defender, entre otras cosas.

¿Qué determina que un padre o una madre sea tigre, conejo o mono? ¿Es una decisión a tomar o es algo innato? 

Flavia: Es una mezcla de todo. El modo de criar necesariamente está relacionado con un cúmulo de variables que integran la propia personalidad, las decisiones conscientes, la experiencia propia como hijos, el vínculo de pareja, la edad y el modo en que se llega a ser padre. Ser papás es parte de la evolución de cada persona y como tal es posible trabajar en ella para mejorarse. Además, ninguno de nosotros somos ni tigres, ni conejos puros: cada uno es un zoo con matices. Sería interesante que en medio del juego de verse como un “papá animal” de cierto tipo, podamos detectar nuestras fortalezas y debilidades y “ajustar” aquello que nos equilibre. Hacia el fin del libro, por ejemplo, proponemos qué podría cada animal aprender del otro. Y esto es un desafío para todos los lectores.

 

 

 



¡QÚE ANIMALES! DIME CÓMO ANDAS POR LA VIDA CON TU HIJO Y TE DIRÉ QUÉ ANIMAL ERES.


Tigres:

 

. Aspiran a tener hijos que siempre saquen “10”.

. Son claros con los límites y castigos y perseverantes en su cumplimiento.

. Son tan exigentes con sus hijos como consigo mismos respecto de la educación que imparten.

. Buscan el éxito porque consideran que es el camino a la felicidad.

 

Conejos:

. Buscan agradarles a sus niños.

. Entienden el límite como una frontera cercenadora.

. Incitan a los hijos a que aprendan por sí solos.

. Brindan mucho afecto y retienen más de la cuenta a la prole.

 

Pájaros:

. Su lema máximo es la libertad.

. Comparten la creación de los límites junto a sus hijos.

. La familia es una institución democrática donde todos tiene voz.

. Invitan a aprender desde la experiencia personal.


Ardillas:

. El miedo rige sus conductas.

. Dudan en criar, en limitar y en castigar.

. Tienen miedo al fracaso.

. Son afectos a no innovar. Prefieren “ir a lo seguro”.

 

Osos:

. Tienen una personalidad exuberante y majestuosa.

. Creen poderlo todo.

. Explotan fácilmente. Sus castigos son impracticables.

. Tienen una fuerte presencia afectiva física y emocional.

 

Vacas:

. Procrean sin pensarlo demasiado.

. Creen en que el destino proveerá.

. Improvisan en medio del caos y lo hacen sin estrés.

. Sus hijos se transformarán en padres de sus padres.

 

Camaleones:

. Disfrutan el placer del ahora.

. Crían de manera flexible, pero incierta. No tienen plan.

. Viven una aventura conjunta con sus hijos en el crecimiento de ellos.

. Su hogar puede ser inseguro como refugio.

 

Lagartos:

. Trabajan de padres con responsabilidad y exigencia.

. No dialogan, sentencian.

. Ven el afecto como debilidad.

. Sus niños no se sienten amados.

 

Monos:

. Viven alegremente la paternidad porque los realiza.

. Son ejemplo para el afuera e inconsistentes para sus propios hijos.

. Mientras todos los elogian, sus pequeños no los entienden.

. Poseen alto nivel de competitividad, aún con sus niños.

 

Tomado de Qué animales somos como padres. Recuperar el instinto en la crianza. Tomaello, Flavia (con el asesoramiento de Marisa Russomando). Ed. Grijalbo.



Planeta Tomaello

 

Flavia Tomaello es contadora y licenciada en Comunicación Social por la UBA. Tiene más de 25 años de experiencia como periodista y trabajó en diversos medios de Argentina y América Latina. Desde 1992 dirige una consultora de prensa que asesora a empresas de Argentina, Chile y México. Ha publicado una decena de libros sobre pareja y maternidad.

Planeta Russomando

Marisa Russomando es psicóloga por la UBA, especialista en crianza y tiene una intensa actividad docente y hospitalaria. Durante diez años fue columnista del programa Mi bebé (Utilísima). Junto a Flavia Tomaello ha desarrollado un proyecto editorial dedicado a temas de adopción.

 

 

Tags: Flavia Tomaello

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2017 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados