Agenda


Hoy, Domingo 13 de Octubre

ver día completo

Separador

01-04-2010 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Teatro, puro teatro

Mónica Spada y Pablo Di Felice, creadores de Puro Grupo, siguen apostando a los clásicos de todos los tiempos. Tras el reestreno en 2009 de "Romeo y Julieta, una obra en construcción", se preparan para estrenar en Buenos Aires, en España y en Italia un clásico bien porteño: "Hamlet, milonguita entre fantasmas".

Comentar

por Marisa Rojas

 


“Nos conocimos trabajando en la obra La lección de anatomía. Primero me gustó él como actor, me encantó cómo trabajaba, después me enamoré de él, y un día decidimos formar un grupo de investigación teatral”, recuerda la actriz Mónica Spada a propósito de los comienzos de Puro Grupo, la compañía teatral que fundó junto a su pareja Pablo Di Felice y que ya cuenta con dieciocho años de trayectoria.

¿Y qué pasó entre La lección de anatomía, la idea de formar un grupo de investigación y la consolidación como compañía dedicada al teatro para niños?


Mónica: Pasó una niña, ¡y eso fue determinante!


Pablo: Tuvimos una hija, Abril, a la que por supuesto llevamos desde chiquita a ver teatro. Y a veces nos aburríamos mucho… y a veces la pasábamos genial. En eso de pasarla bien, los trabajos de Claudio Hochman en el Teatro San Martín, por ejemplo, nos marcaron profundamente. Todo eso fue un estímulo para andar este camino de investigar y hacer teatro para chicos con la misma profesionalidad y rigurosidad que se hace el teatro para adultos. Aunque en realidad esa dualidad para nosotros no existe: el teatro tiene que estar bien hecho y nada más. Obviamente, esto fue un camino y lo fuimos entendiendo a medida que lo hacíamos, pero siempre trabajando bajo esa perspectiva.


¿Por qué eligieron dedicarse a la adaptación de textos clásicos? ¿Y cómo trabajan esto, considerando ese variado público que conforman ‘las familias’?


Pablo: Nosotros amamos los clásicos, nos encanta hacerlos y nuestro objetivo en ese sentido es que cualquier chico, cualquier adolescente, se acerque a los clásicos desde algún lugar. Nos encantaría que después de ver la función, busquen la versión original de Romeo y Julieta, por ejemplo, o que vayan a la biblioteca a buscar un libro de Dostoievski.

Mónica: Trabajamos mucho en cómo presentarlo, precisamente, para toda la familia. Porque además de considerar al niño debemos recordar que en la misma platea están sus padres. Pablo, que es el responsable de todas las adaptaciones, piensa todo el tiempo en esa doble lectura. Por eso, en nuestras versiones hay guiños que son para los adultos y otros que son para los niños. Aunque a veces todos, grandes y chicos, capten todo.

¿Qué rol juega en el momento de la adaptación el saber que harán presentaciones en gira en escenarios no convencionales?


Pablo: Nos hace bajar un poco a la realidad. Porque hay obras que están hechas, desde la producción, para quedarse en Buenos Aires y hacer temporada acá. Nosotros tratamos de que nuestros espectáculos sean posibles para todos, siempre y en todos los espacios. En general, tratamos de ser prácticos: que no seamos un elenco muy numeroso y que la escenografía se pueda mover, para empezar. Porque cuando salimos de Buenos Aires nos encontramos con grandes teatros, pero también con grandes patios y galpones. Y nos gusta mucho estar en esos lugares donde la oferta cultural no es tan grande como en la ciudad. Porque entendemos que también ése es nuestro trabajo. Nos reciben muy bien cada vez que salimos de gira, en todos estos años fuimos armando un circuito donde nos esperan.

¿Cuáles son las particularidades de llevar teatro fuera de las grandes ciudades como Buenos Aires?


Mónica: Hay una realidad que uno no puede desconocer y es que en el interior se ve menos teatro, lamentablemente. Entonces, cuando uno llega a los pueblos más pequeños, el agradecimiento es enorme. En Puro Grupo creemos que el teatro cumple una función social, y es algo que me parece importante destacar. No te voy a negar que me encanta tener un camarín con un baño a dos metros del escenario, pero cuando eso no está suceden otras cosas, que son tan fuertes que exceden cualquier comodidad personal que uno pueda tener o desear. A nosotros nos han recibido siempre muy bien, realmente hemos tenido tantas satisfacciones, tantas, que ha sido un crecimiento artístico y personal inigualable. Invito a todos los grupos a que salgan a la recorrida, a girar.

Pablo: Cuando los lugares de trabajo son muy ingratos, físicamente hablando, a veces pienso que el hecho teatral no se va a producir. De repente, hace mucho frío y los chicos están sentados en el piso; capaz que hay viento y se nos vuela la escenografía. Entonces, pienso que los pibes se van a querer ir, que no van a querer quedarse en esas condiciones a ver teatro. Pero empieza la función y el hecho ocurre, eso es algo que nos sigue asombrando hasta el día de hoy, y nos emociona. Al trabajar con el humor, se ve muy claramente cuando la propuesta funciona, es algo muy fuerte.

Mónica: Cuando termina el espectáculo, y esto sucede en general con los adolescentes, los chicos no se van corriendo al recreo, vienen a hablar con nosotros, a hacernos montones de preguntas. Es algo que nos comenzó a pasar hace ya algún tiempo y a lo que ahora le hemos dado forma a través de debates que proponemos después de la función. Terminamos de actuar y los invitamos al diálogo, sobre el tema de la obra, sobre el teatro en general, sobre la profesión del actor. ¡Y es genial! ¡Se producen cosas bárbaras!

Hablemos un poco de las obras de Puro Grupo, repasemos títulos. Cuéntennos, ¿cuál es la preferida?


Mónica: Como contamos antes, tenemos una niña, Abril, pero también tenemos otra niña, teatral, que es Romeo y Julieta, una obra en construcción. Es un espectáculo que en 2009 cumplió diez años, y volvimos a llevarlo a escena a modo de festejo. Es una obra que nos ha dado muchísimas gratificaciones porque es un espectáculo, primero, muy posible. Esto que contaba Pablo antes: nos permite girar y estar en espacios no convencionales, trabajar en una sala para 1500 personas o en el patio de un colegio, siempre siendo dos en escena y teniendo como única escenografía dos escaleritas, una madera y un perchero. Yo agradezco Romeo y Julieta… porque me dio la posibilidad como actriz de probar distintos lugares, distintos espectadores, de probarme yo misma durante diez años haciendo un mismo espectáculo, de no repetirme y encontrar todos los días algo nuevo.


Pablo: Romeo y Julieta… nos abrió un espacio para trabajar, nos abrió todas las puertas realmente. La primera fue Alto Colón, allá por el año ‘92 cuando recién empezábamos y ni siquiera teníamos nombre como grupo. Cuatro noches, la adaptación que hicimos del cuento “Noches Blancas” de Dostoievski, recibió todos los premios. En realidad, todas las obras nos gustan mucho por lo que cada una nos dio.

¿A partir de cuándo empezaron a llamarse Puro Grupo y por qué?


Pablo: En el ‘94 estábamos de gira en el sur y en cada lugar que llegábamos nos preguntaban ‘¿Cómo se llaman?’, y nosotros respondíamos ‘No, no tenemos un nombre, somos un grupo de actores que nos juntamos, somos puro grupo’. Así, curiosamente, sin quererlo, en el año ‘94, encontramos nuestro nombre.

¿Qué significa ser un grupo teatral de autogestión?


Mónica: Significa comenzar a trabajar sobre una idea que tiene que ver, primero, con una necesidad nuestra, de Puro Grupo, no del afuera. Por supuesto, sin pensar en la imposibilidad que eso significa, sobre todo cuando se trata de clásicos como Romeo y Julieta donde según la historia original deberíamos ser más de veinte actores. Y tiene que ver también con que al habernos formado como compañía trabajamos como cooperativa. Y trabajamos no sólo nosotros sino otros actores, músicos, creativos, todos a la par con las posibilidades reales que tenemos, a veces con un subsidio, a veces sin ningún subsidio.

¿Después de dieciocho años de trayectoria, qué clásico les gustaría adaptar muy especialmente?


Mónica: Yo hace mucho tiempo que vengo insistiéndole a Pablo para que adapte algo de Chéjov. Es complicado pensarlo para niños y adolescentes pero me parece que es un nuevo desafío, como en su momento fue Dostoievski. Yo amo Chéjov. Me gusta lo que cuenta y cómo lo cuenta. Me parece que en la era del zapping y la locura, sería una propuesta maravillosa que funcionaría muy bien como contrapunto.


P: A mí también me gustaría hacer algún clásico griego. De esto estamos con ganas hace tiempo.

 


Un Hamlet milonguero e internacional

En 2010, Puro Grupo llevará a escena una versión libre del clásico shakesperiano Hamlet ambientada en un conventillo del barrio de Barracas de la Buenos Aires de 1930. Versión que también estrenará en España e Italia.


“¿Por qué Hamlet, por qué un conventillo, por qué el tango? Porque con ese texto nos pasó lo mismo que nos pasaba con Cuatro noches, nos daba muchas ganas de hacerlo para chicos pero no sabíamos cómo, hasta que le encontramos la vuelta. Y como el tango es algo que está muy presente en nuestras historias personales y es algo que también nos interesaba poder presentar a los chicos, pues así apareció este Hamlet, milonguita entre fantasmas”, cuenta Pablo. “Además, es una necesidad del grupo esto de tomar los textos que amamos y trabajar con ellos, que son clásicos porque hablan de una problemática universal, pero hacerlo también en relación a nuestras marcas, a nuestra propia aldea, por eso este Hamlet baila el tango, de algún modo”, agrega Mónica.


Hamlet, milonguita entre fantasmas se estrenará en Buenos Aires en el mes de mayo en El Cubo (Zelaya 3053, Abasto); y en el mes de noviembre se estrenará también en España y en Italia, en ambos casos con elencos locales y dirección del mismo Di Felice. Por primera vez trabajan asociados a una productora, París-Texas, que está a cargo de la producción del espectáculo. En Argentina, junto a Mónica y Pablo, integrarán el elenco de Hamlet… Gustavo Bonfigli y Nicolás Acosta.


El libro es de Pablo Di Felice, y la puesta cuenta con escenografía y vestuario de Azul Borenstein, iluminación de Esteban Lahuerta, música original de Martín Bianchedi y coreografías de Federico Lynch.

 

 

Planeta Puro Grupo

Puro Grupo es una compañía teatral autogestionada que nació por iniciativa de los actores Mónica Spada y Pablo Di Felice en 1992. Llevan a escena clásicos de la literatura universal adaptados, con mucho humor, para niños y adolescentes. Trabajan en salas tradicionales y en espacios no convencionales: en carpas de circo, en la playa y en patios de escuelas.


Mónica se graduó como actriz en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático y estudió con Carlos Gandolfo y Rubens Correa; también se formó en expresión corporal en la Escuela Nacional de Danza. Pablo estudió actuación con Alejandra Boero y dirección con Juan Carlos Gené, con Rubens Correa y con Claudio Hochman. Se conocieron veinte años atrás en una puesta de La lección de anatomía, se enamoraron, tuvieron una hija –Abril- y, desde hace 18 años, llevan adelante Puro Grupo.


Entre sus montajes se cuentan: La caprichosa (desencaprichada), versión libre de “La fierecilla domada”, de William Shakespeare; la premiadísima Cuatro noches, una versión libre del cuento de Fedor Dostoievski “Noches Blancas”; Alcón de Drácula, adaptación de la novela de Bram Stocker; El cocinero de Blancanieves; Cyrocho, el muñeco de Bergerac, inspirada tanto por el “Pinocho“ de Collodi como por la obra de Edmond Rostand, y la dulce Romeo y Julieta, una obra en construcción.


Fueron premiados, entre otros, con los galardones: Festival Nacional de Teatro Infantil de Necochea 2003, Teatro del Mundo (UBA) 2005 y 2006, Otoño Azul 2007, Atina 2007 y 2009.

Comentar

Compartir

Separador
Separador

Notas relacionadas:

2012-07-01 | Teatro

En estado de asamblea

2013-04-01 | Teatro

El sutil titiritero

2017-06-01 | Teatro

Compañía de teatreros

Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados