Agenda


Hoy, Jueves 25 de Abril

ver día completo

Separador

28-07-2014 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Un festival para ir al teatro, en cochecito

Del 1 al 3 de agosto, en Buenos Aires, el telón se abre para los más chiquitos de la casa: Proyecto Upa organiza el 1º Festival Internacional de Teatro para Bebés. Con pañales, chupetes y muchas ganas de ver qué pasa en escena, los espectadores toman su lugar en la platea. Papás y mamás hacen un hueco en el regazo y las luces se atenúan. Todo está por comenzar.

Comentar

Por Gabriela Baby

 

El proyecto UPA – impulsado por un grupo de psicopedagogos y artistas dedicados a la primera infancia- trabaja en Argentina desde hace veinte años llevando a escena obras de teatro y danza para la franja sub-3. Y este invierno, se juega con una apuesta bien jugosa: el primer Festival Internacional de Teatro para Bebés en Argentina (FITBA), que reunirá en Buenos Aires y durante tres días (1, 2 y 3 de agosto) a compañías de España, Chile y Uruguay, además de elencos locales, para compartir escenarios, historias, canciones y también reflexiones acerca del desafío que implica hacer teatro orientado a los más chiquitos y a sus acompañantes.

¿Es posible hacer teatro para niños tan pequeños? ¿Por qué un niño tan chiquito se interesaría por una obra de teatro? Gabriela Hillar, directora del proyecto UPA y una de las organizadoras del Festival, responde: “Porque un bebé, así como tiene necesidad de alimento, abrigo, cariño y amor, también necesita belleza, como un bien primario entre los otros. Y tiene sensibilidad artística y capacidad de contemplación, del mismo modo que tiene hambre o sueño. Entonces, cuanto antes entre en contacto con esta experiencia, más rico será su mundo simbólico, imaginario y creativo”.

Entonces, hay Festival: “Los objetivos de este encuentro se centran en la promoción y difusión del teatro para bebés y también en generar un intercambio entre creadores dedicados a este tipo de propuestas. Porque el teatro para bebés tiene una gran proyección a futuro ya que, por un lado, es un arte que en muchos países está recién descubriéndose y, por otro lado, presenta desafíos permanentes a aquellos que vienen trabajando en el género desde hace algún tiempo: desafíos en cuanto al uso de nuevas técnicas, lenguajes y concepciones estéticas para un público que se presenta como un desafío en sí mismo”, cuenta la organizadora.

Las obras que podremos ver en Buenos Aires fueron especialmente elegidas por su capacidad expresiva y su trayectoria: “De alguna manera, el criterio de selección para el Festival fue traer a quienes han sido innovadores y pioneros en sus propios países. Luego importó la estructura de cada obra, la estética y la puesta en escena”, explica Hillar.

¿Van a entender los chicos tan chicos lo que pasa en escena? Hillar desarma prejuicios: “Por lo general, aunque siguen una idea argumental, las obras de teatro para bebés no tienen por qué seguir una lógica de desarrollo de una historia. Se trata de lo que nos gusta denominar como ‘una sucesión de momentos presentes’, porque es eso lo que se prioriza y cada momento puede no tener relación ‘lógica’ con el precedente o posterior”.

En la sala, las luces tenues apenas dejan ver a padres y madres –abuelas y tíos también- que hacen upa o vigilan el destino errático del niño y su galletita. Un espectador apura su mamadera. Otro sigue jugando con un cochecito de plástico y una nena encontró súper interesante el camino que hay entre la platea y el escenario. En este teatro no rige la ley que dice que cuando se bajan las luces se hace silencio y tampoco está mal visto deambular o gritar durante la función. “Los chicos –y los grandes- tienen libertad de movimiento en el espacio del espectador”, dice la organizadora. Las salas donde se desarrolla el Festival –Taller del Ángel y Multiespacio Korova- están especialmente acondicionadas para las necesidades del público: tienen una capacidad de menos de 100 butacas y hay espacio entre la platea y el escenario para sentarse o caminar.

La obra comienza. Los actores despliegan sus acciones en un tono suave y de gran expresividad. Los colores tienen un lugar protagónico, hay humor, música, objetos que acompañan. Las obras – que duran alrededor de treinta minutos- tratan valores universales en historias sencillas: la amistad, el amor, la solidaridad, la inclusión y el coraje. “Desde el escenario jugamos a incorporar lo que sucede en el presente de la platea. Buscamos desautomatizar los usos habituales de los objetos y de esta forma encontrarles múltiples significados. El teatro es algo que está allí y el bebé puede aprender a relacionarse con esta experiencia acompañado por los grandes que lo aúpan, que eligen para él abrir esta ventana de lo posible. Además, a través del juego con la iluminación, logramos transportarnos a distintos mundos. La propuesta general de las obras pensadas para bebés invita al juego a través de la combinación con la música, el color, el movimiento y la luz. Se trata de estimular todos los sentidos”, resume Hillar.

Y las butacas también vibran con intensidad: “En la platea ocurren tres fenómenos”, cuenta la especialista: “por un lado, están los niños que disfrutan del espectáculo e interactúan ante cada propuesta; por otro, los adultos disfrutan de ver disfrutar a sus bebés y, además, los bebés disfrutan del encuentro con otros bebés”. Porque otra característica de este público es que es bien activo a la hora de los intercambios: “comparten galletitas, se prestan ositos y muñecas o se hacen cómplices de los artistas y se suben al escenario para bailar”.

Espectadores en estado puro: padres y chicos bailan y aplauden, muchos bebés gritan de alegría y aparece la zona de la primera vez: “puede ocurrir que el teatro sea el lugar donde aplaude por primera vez o que sea la primera vez que camina o la primera vez que pega saltos. Y sobre todo, se contempla la escena con una pureza y sensibilidad muy especial”, señala la organizadora del Festival y agrega: “El teatro, la danza, el circo, el retablo de títeres, la biblioteca, un concierto, el museo son actividades culturales que se comparten y que hablan directo a la sensibilidad de lo humano, que nos convocan a entrar en una burbuja donde todo es posible y la imaginación se pone a trabajar feliz”.

Y, en plan sin niños, el Festival ofrece dos actividades: una charla –dirigida a padres, educadores y personas interesadas que tengan vínculo con niños pequeños- titulada “Crianza, educación y arte", coordinada por especialistas en crianza y educación. Y un encuentro de artistas, "La experiencia del teatro para bebés”, destinado a hacedores de todas las artes escénicas (actores, directores, narradores, músicos) y todos los interesados en la creación de propuestas para los más chicos de los chicos.


LOS ESPECTÁCULOS: 

- Aire por la Compañía Uruguaya de Teatro para Bebés (Uruguay). Aire para asomarnos a la vida, aire para descubrir el mundo, aire para despertar la belleza.

- A través del agua (también de la Compañía Uruguaya). Es una obra que utiliza el agua para dar con imágenes y climas de especial sensibilidad.

- Canciones a upa (proyecto UPA). Prestar o no prestar, esa es la cuestión (entre otras) en estas canciones.

- Circo a upa (proyecto UPA). Los payasos quieren llegar al circo, pero no es fácil…

- Cuentos a upa (Estreno 2014 de proyecto UPA). Tutuli Tatito es un niño que vive en el libro/valija de la narradora Luzazul y tendrá aventuras singulares que tomarán tres dimensiones en objetos y acciones.

- Danza a upa (proyecto UPA). Una historia de amor en movimiento entre Tut, una libélula sensible y Andrés, un escarabajo tímido.

- Floresta, de la Compañía Aranwa Teatro (Chile). Tres niños que van al bosque en busca de un gato que se les perdió.

- Ahora, por la Compañía Andenes de Agua (España). Una obra de papel y puro presente que se juega a cada instante.

- Colores primarios, por La Zopenca (Argentina). Un recorrido por la primera infancia. Luca descubre las maravillas del mundo que lo rodea mientras se descubre a sí mismo.

- ITO, por la Compañía Vamos que nos vamos (Rosario). Un pequeño gusano se transforma en mariposa: crece y cambia. Con muñecos hechos de hilo.


LAS CHARLAS:


- “Arte, crianza y educación”. Encuentro para padres y educadores, con la participación de la Lic. Alejandra Libenson. Viernes 01/08 20 hs. Taller del Ángel.

- “La experiencia del teatro para bebés”. Encuentro para artistas. Sábado 02/08 20 hs. Multiespacio Korova.

 

 


 

LAS SEDES:

- Taller del Ángel. Mario Bravo 1239. 4963-1571. Ver programación aquí.

- Multiespacio Korova. Paraguay 4667. 3970-3010. Ver programación aquí.


El Festival Internacional de Teatro para Bebés (FITBA) se realiza los días 1, 2 y 3 de agosto. Entradas a $ 60 (menores de 1 año $ 40).
Más info en www.proyectoupa.com.ar

 

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador

Notas relacionadas:

2011-07-01 | Teatro

Un artista que hace lo que quiere

2010-06-01 | Teatro

Titiripapá

2011-07-11 | Teatro

¡Tiene novia!

Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados