Agenda


Hoy, Lunes 14 de Octubre

ver día completo

Separador

01-07-2008 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Un niño grande

Javier Zain es uno de los jóvenes artistas más activos de la escena teatral infantil local. Actor, cantante, compositor, autor y director, sorprende con su labor en "La Fila", al tiempo que dirige "El Mate" y da vida, como responsable del libro y la puesta en escena, a los mágicos personajes de "Andantes Rodantes". Él dice que todo se debe a que es “una persona muy inquieta” y que de niño fue “extremadamente tímido”.

Comentar

Por Marisa Rojas


Tu currículum da cuenta de una intensa actividad como artista integral, ¿cuándo comenzaste a transitar este camino?


La primera obra en la que participé, no profesionalmente, fue El manual del alumno, un infantil que dirigieron Carlos Gianni y Mariano Moruja, con coreografía de Gaby Goldberg, en el ‘95 ó ‘96. Fue una obra que surgió de un taller de montaje. Pero mi camino empezó antes, porque antes de ser actor ya estaba vinculado al mundo del arte desde el detrás de escena. Yo estudié medios de comunicación en la ORT, me formé como camarógrafo, fui editor de video y pensaba, entonces, en dedicarme al cine. La verdad es que a mí siempre me gustó actuar, pero también es cierto que de chico yo era muy tímido, extremadamente. Desde ese lugar decidí estudiar teatro, como para empezar a jugar. Fui a la primera clase con Cristina Banegas y dije ¡esto es lo mío! Era adolescente aún, debo haber tenido unos 18 años.

Estudiaste con Banegas, también con Julio Chávez y con Ricardo Bartís, todos nombres muy fuertes de la escena y la docencia teatral pero no muy cercanos al mundo de los niños, ¿cómo se dio, y por qué, tu acercamiento al teatro para chicos?


Yo siempre fui muy inquieto. Mi constante inquietud me llevó a recorrer caminos muy distintos aunque todos vinculados: el del actor, el del clown, el del acróbata, el del cantante, el de la escritura, el de la dirección. No soy de quedarme tranquilo y escuchar lo que un profesor tiene para decirme. Estudié el método clásico de teatro, en un principio. Pero ocurría que yo empezaba con juegos y propuestas que no eran afines a lo que Stanislavsky decía, entonces una compañera me comenta un día que estaba estudiando comedia musical con Ricky Pashkus y que por qué no probaba… probé y me encantó. Y así fui conociendo gente que me fue abriendo a otras disciplinas y todo se fue completando. Yo creo que no hay una diferencia entre actuar para chicos y actuar para adultos. Por ahí lo que se diferencia es cierto código o uso del lenguaje, el cómo, pero el trabajo de base es el mismo, por eso la formación es la misma.

Hablemos de tu trabajo como director, porque en esta temporada además de volver a los escenarios como actor, y por tercer año consecutivo, con La Fila, estás a cargo de la dirección y el libro, de dos propuestas teatrales para toda la familia, Andantes Rodantes y El Mate…


Sí, en ambos casos estuve a cargo de la escritura del libro a partir de ideas orginales de los protagonistas de cada espectáculo, y soy el responsable de la dirección. Pero así como de dos propuestas distintas, se trató también de dos proyectos y formas de trabajar diferentes.


En el caso de Andantes…, la obra es el resultado de más de un año de trabajo. Nati Gorini y Nicolás Villamil, que son marido y mujer, me contaron la idea de la obra y a mí me pareció hermosa, además del hecho de que como pareja decidieran trabajar juntos en un proyecto autogestivo con un deseo concreto de llevarlo a cabo. Ellos me convocaron para dirigir, pero nos fuimos entendiendo tanto y sintiéndonos tan bien en el trabajo que finalmente me sumé como integrante de su compañía, “Sobran los medios”.


El Mate, por su parte, la montamos en tres meses. Surgió a partir de una idea de Sebastián Kirzner y Verónica Chávez, ellos se juntaron, escribieron un primer guión, y después de entrevistar a otras personas me llaman para dirigirlos. Yo soy muy fácil de estimular, cuando veo que alguien está apasionado y tiene fe en lo que está diciendo y… enseguida me dan ganas de ir por esa idea. Leí el libro original, hice mis marcaciones y acordamos con Sebastián y Verónica que reescribiría la historia tomando como eje lo que ellos querían contar. Ambos me dieron su autorización con muchísima humildad, muy generosamente.

¿Resulta más sencillo desarrollar propuestas como El Mate donde hay un libro en sentido literal, una historia que se cuenta mediante diálogos, o proyectos del estilo de Andantes… donde la historia se cuenta con muy pocas palabras y recursos menos formales?


Para mí la acción es texto. Por lo que creo que la palabra debe aparecer cuando no puede decirse lo que quiere decirse de otra manera. En el caso de El Mate las palabras son un gran canalizador pero fueron usadas para contar cosas. En Andantes…, en vez de decir se hace. Es al revés pero casi lo mismo. A mí me gusta mucho el teatro de acción donde el personaje hace, hace mucho y en su manera de hacer cuenta, sin decir una sola palabra.

¿Cuál es el germen de las ideas que llevás a escena?


Hay dos cosas en especial que me inquietan bastante. Yo tengo muchos años de terapia encima, y uno de los temas por los que empecé a hacer análisis fue el que yo sostenía, le decía a mi terapeuta, ¡no quiero crecer! Como adolescente veía el mundo que se venía, el de los adultos, re aburrido, cero estimulante, una sociedad a cuya estructura no adhería. Por eso, en lo que hago siempre hay algo de crítica a la sociedad actual, al deber ser que para mí es algo absurdo, a qué ocurre cuando una persona deja de escuchar sus deseos, sus sensaciones, sus necesidades y va detrás del mero cumplir. También de chico pasé algunas situaciones poco felices por mi timidez. ¡Y pobres los chicos tímidos! Yo he ligado bastante humillación. Entonces en algún punto también siempre intento reivindicar el valor que todos tenemos dentro nuestro, esto de que todos valemos por nosotros mismos, que no hay comparación, que cada uno tiene lo suyo para dar al mundo. Porque si cada uno escucha su corazón y su alma va a trascender, va a ser escuchado y va a ser feliz, eso es lo que a mí me mueve como artista.

 

 

Andando se hace camino


En una época sin tiempo, andando caminos de mundos imaginarios, al ritmo mágico de sus particulares instrumentos, están Fusa y Sforzato. Los dos artistas ambulantes, Andantes Rodantes, que componen Natalia Gorini y Nicolás Villamil, andan, con la dirección de Javier Zain, buscando público para sus artes. En días de tanto barullo mediático, luces de colores y brillos que encandilan pantalla-escenarios mediante, estos nobles artistas van en busca de una escucha real. Con un lenguaje lírico, esta primera propuesta de la compañía “Sobran los Medios”, que completa un dispositivo escénico y un vestuario tan creativo como particular, invita a un viaje onírico, de calidad.

Andantes Rodantes. C. C. Borges. Viamonte esq. San Martín. 5555-5359.
Sáb. y dom. 17 hs. En vacaciones de invierno, todos los días. $ 20.

 

 

Lista la risa


En la temporada 2006 la compañía de teatro Mumú Lavac, integrada por Denise Cotton, Mariela Kantor, Javier Zain y Carlos Gianni, estrenó La Fila. Un espectáculo basado en una idea original de los mumú, con libro de Silvina Reinaudi, música original de Gianni y dirección general de Enrique Federman. Seleccionada para participar del II Festival Nacional e Internacional de Teatro para Niños y Adolescentes ATINA 2006, la obra fue nominada como mejor espectáculo infantil para los Premios ACE 2006 y el Premio Clarín 2007.


En La Fila, frente a una ventanilla, los tres jóvenes e interesantes actores dan vida a un abanico de múltiples personajes que pueblan la espera con absurdos y sorprendentes disparates. En clave de humor (inteligente), con actuaciones precisas, diálogos y canciones imperdibles, y sin ningún despliegue estético apabullante, reafirmando el teorema que señala que más es menos, porque como dicen sus mismos creadores “lo mucho puede hacerse con poco”, La Fila es una perlita de la escena local que merece volver a ser celebrada.

La Fila. Teatro El Nudo. Av. Corrientes 1551. 4373-9899.
Sáb. y dom. 16:30 hs. En vacaciones de invierno, todos los días. $ 20.

 

 

A la sombra del ombú


A partir de una idea original de Verónica Chávez y Sebastián Kirzner, Javier Zaín escribió, y dirigió, El Mate, un espectáculo con el sello musical de Carlos Gianni y coreografías de Silvina Sznajder.


El Mate es una historia sencilla, cálida y divertida, especialmente para los más pequeños de la casa, que al compás de zambas y chacareras habla del amor, la amistad, la familia, la comunicación (real), la belleza de las cosas simples y, claro, las tradiciones locales. Verónica y Sebastián, con una extensa formación actoral, debutan profesionalmente como creadores integrales con esta propuesta donde se luce Carolina Setton, a cargo de Matedina, una disparatada genio del mate que actúa, canta y divierte haciendo gala de su trabajo como clown.

El Mate. Teatro La Comedia. Rodríguez Peña 1062. 4812-4228.
Sáb., dom. y feriados 16 hs. En vacaciones de invierno, todos los días. $ 20.

 

 

Planeta Zain

Javier Zain es actor, cantante, autor y director. Egresado de la Escuela ORT con especialización en medios de comunicación, fue camarógrafo y editor de video. Como actor se formó con figuras como Cristina Banegas, Julio Chávez, Agustín Alezzo, Ricardo Bartís, Pompeyo Audivert y Rubén Segal. Pero también se formó en comedia musical, clown, improvisación, acrobacia y danza jazz, entre otras disciplinas.


Debutó profesionalmente como actor en el año ‘99 con Hugo Midón, en una de las reposiciones de la multipremiada La vuelta manzana. En el 2001, formó junto a Denise Cotton, Mariela Kantor y Carlos Gianni, la compañía de teatro musical “mumú lavac”, con la que desde hace tres años tiene en cartel La Fila. También integró, entre otros, los elencos de Sandokán y los piratas de Momprasem (nominado al Premio ACE 2002) y Guillermo Tell (de Marcelo Katz y Martín Joab, nominado al ACE 2003).


Como autor y director, presentó las obras musicales: Reinas en aventura pop (Auditorio Cendas, 2005), Todo Cubo Express, en la provincia de San Juan, y ¿De quién es esa carta? (Teatro Sarmiento, 2005, 2006). En esta temporada dirige los espectáculos infantiles Andantes rodantes y El Mate.

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados