Agenda


Hoy, Sábado 24 de Agosto

ver día completo

Separador

13-07-2012 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Un show con toda la pompa

Estas vacaciones de invierno, una propuesta mágica, y diferente, se suma a la variopinta cartelera porteña: "El Sr. de las burbujas". Desde el escenario del Teatro Apolo, Javier Urbina, un actor-clown-presentador español, fundador de la compañía Made in Jabón, récord Guinnes y protagonista del espectáculo en cuestión, encanta a chicos y grandes con sus particulares pompas de jabón.

Comentar

Por Marisa Rojas



“Amante del teatro y apasionado de las burbujas”, así se autodefine Javier Urbina. Acaba de terminar una de las funciones del segundo espectáculo que presenta, desde su llegada al país, en marzo pasado, en un teatro de Buenos Aires: El Sr. de las burbujas. Actor y productor, Urbina fundó en España en el año 2008 la compañía Made in Jabón, ostenta el récord Guinnes en realización de burbujas -“Cadena de diez burbujas, una pegada a la otra, sin que exploten, obvio”,aclara – y es una de las atracciones más particulares de la cartelera porteña de vacaciones de invierno. 

Hasta esta temporada, en la cartelera local las burbujas no pasaban de ser un efecto para determinados pasajes de las obras, ¿a partir de qué, por qué, tu interés en las burbujas como protagonistas de la escena?

A mí siempre me ha gustado mucho la magia. Pero nunca me gustó el truco por el truco. Y digamos que estoy actualmente buscándole el lugar a las burbujas para que en escena no sean sólo un truco, que permitan también contar una historia. De hecho, como las burbujas son como las nubes, pues cada uno, chico, grande, las interpreta un poco como quiere. Y eso permite que cada uno se invente la historia que más le plazca.

¿Cuándo y cómo comienza esta historia de hacer burbujas en términos profesionales?

Bueno, primero, en Madrid yo estudié interpretación, hice cuatro años en una escuela, tres en otra y finalmente un año más en una tercera hasta que dije: ¡Ya no más escuelas! Esto fue hace unos ocho, diez años. Por entonces, con otros amigos artistas empezamos a organizar encuentros artísticos en mi casa de España, una casa en la que tengo un garaje y donde monté un pequeño teatrito muy casero. Allí, cada tres meses armábamos encuentros en los que invitábamos a otros amigos artistas a que vinieran a mostrar lo que quisieran mostrar, y al público del lugar a que viniera a disfrutar gratis de lo que estábamos haciendo.  En esos encuentros, donde cada uno participaba con lo que  quisiera: 10’ de un mago, otros 10’ de un clown, otros 10’ de una cuenta cuentos, fue donde mi socio y yo empezamos a hacer burbujas, simplemente burbujas. Y la verdad es que eso fue medio de casualidad. Una tarde me encontré con un bidón de jabón y como esa noche en el teatro teníamos una fiesta, pues dije: Hoy vamos a hacer burbujas. Y así empezó todo. Mi socio se sentó al piano y yo comencé a improvisar con las burbujas y de repente a él se le cayeron las partituras, la cosa tomó tintes de clown, a la gente le gustó mucho, y entonces nos pusimos a pensar en hacer algo más elaborado. Para el siguiente encuentro ya trabajábamos con un tuperware al que le colocamos dentro una bombilla de luz, introdujimos el helio y comenzamos a hacer las burbujas una arriba de la otra. A los tres meses ya pasamos del tuper a un barril más grande y de una bombilla a tres, sumamos más colores al show y así… Finalmente, armamos una estructura de pvc con tapa de acrílico y un halógeno debajo, que es como trabajamos hoy.  La mesa que hoy se utiliza en nuestros shows es el resultado final de un proceso de investigación que fue creciendo en el tiempo.

¿Qué elementos técnicos requiere el trabajo en escena con las burbujas?

El jabón es el 49% de la efectividad del trabajo, es el elemento más importante. En los comienzos no teníamos nuestro propio jabón, trabajábamos con uno especial que comprábamos y la verdad es que era súper caro y básico, servía para hacer sólo algunas cosas. Nuestro jabón es el resultado de la mezcla de ocho productos. Y es muy bueno, nos permite trabajar con burbujas consistentes. Además, están el helio, el vapor caliente, el vapor frío, el humo de máquina; luego, hay música, la música es muy importante. Tenemos un compositor que trabaja especialmente para la compañía y que además de hacer la música es el encargado del diseño de sonido del espectáculo, esto es, nos ayuda a que tú en la sala escuches la explosión de las burbujas donde sea que estés sentada. Ah, y está también la humedad ambiente. En la sala hemos instalado un sistema que he traído desde España mediante el cual puedo controlar la humidificación del espacio. Eso se pone una hora o dos horas antes del show y entonces se genera el ambiente apropiado para que la burbuja funcione bien.

Made in Jabón comenzó entonces como un juego de amigos artistas pero se ha convertido en toda una empresa con procedimientos hasta del tipo, ¿químicos?

Comenzó, efectivamente, como un juego, al poco tiempo se transformó en un pequeño trabajo y hoy es una empresa que da empleo a veinte personas. En España tenemos montados cuatro espectáculos: este mismo, que allí hace mi socio, uno en el que hay dos chicas que hacen burbujas mientras tocan el violín, algo muy bonito, luego otro de dos chicos que son actores, y uno más que es sólo para adultos.

¿En qué varía que el espectáculo sea sólo para adultos o que también puedan presenciarlo niños? ¿Qué, de las burbujas, permite que sean protagonistas de un show tanto para los unos como para los otros?

No varía el espectáculo en sí sino cómo trabajo, cómo yo, como manipulador, llevo adelante el show: hay algunas bromas que tal vez no hago, lo llevo por un lado más sobrio, más elegante, el vestuario es diferente; este que es para toda la familia es algo más informal. De todos modos, más allá de esos detalles, ¡¿quién no ha hecho burbujas cuando era pequeño?! Yo creo que todo el mundo lo ha hecho y le ha gustado muchísimo. Creo que las burbujas le fascinan a los niños y a los adultos los remiten directamente a la infancia y es algo que hoy, como entonces, los asombra. Hay momentos del espectáculo en el que aunque haya trescientas personas en la sala, el silencio es absoluto, y no porque la gente se duerma eh, sino porque en la platea están todos absolutamente atentos a las burbujas. Y se produce como un viaje, fantástico. Yo he escuchado un montón de cosas de lo que les parecen, a los grandes y a los chicos, las burbujas, y eso es lo mágico. Es un espectáculo que gozan los niños, que gozan los adultos. A ver este show vienen padres y niños y ambos se sienten bien por igual.



 


El Sr. de las burbujas. Teatro Apolo. Av. Corrientes 1372. Tel.: 5236-3000. Funciones: Sáb. y dom. 17 hs. En vacaciones de invierno: todos los días, 15 y 17hs. Entradas $ 80 en venta en el teatro o a través de Plateanet. Espectáculo para toda la familia.


 

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados