Agenda


Hoy, Domingo 25 de Octubre

ver día completo

Separador

01-06-2012 |

Crianza - Madres y Padres

Desde la cuna

La experiencia artística y el juego representan para el bebé la puerta de entrada al mundo. Para madres y padres, compartir juegos con sus hijos pequeños es un modo de vincularse con ellos. Carolina Micha, psicóloga y especialista en estimulación, asegura que descubrir colores, texturas y sonidos en los primeros años de vida es tan importante como alimentarse y no pasar frío.

Comentar

Por Gabriela Baby

Carolina Micha es psicóloga, especialista en estimulación infantil y desde hace casi diez años dirige Primeros Pasos, una empresa multidisciplinaria dedicada a producir videos, música, libros y otros productos lúdicos y didácticos para niños menores de cinco años. En junio, el mono Bubba, protagonista indiscutido de sus producciones llega al teatro con una obra pensada para que los más pequeños puedan enriquecerse también con la experiencia teatral. Desde su trabajo cotidiano como psicóloga y creadora de productos para la estimulación, Micha cuenta algunas claves sobre el arte de jugar para enseñar y jugar para aprender. 

Para empezar: ¿qué se entiende por estimulación en la primera infancia?

Un niño bien estimulado es aquel que, rodeado del afecto de sus padres, recibe experiencias enriquecedoras que le permiten desarrollar a pleno su potencial, en un marco que promueva la confianza en sí mismo. Estimular, en realidad, tiene que ver más con una forma de criar que con una tarea del día. Se trata de brindar al bebé y al niño pequeño diversos recursos para que tenga herramientas propias para adaptarse al mundo. Estimular a un bebé es brindarle las herramientas adecuadas a cada edad que le permitan ir superando desafíos, en un ambiente donde logre jugar “a su manera”. 

¿Qué rol cumplen los padres o quienes rodean al niño en la estimulación?

El principal estímulo para un bebé en sus primeros años son sus padres. Ellos son quienes lo invitarán a aprender. La idea que deben tener en mente es “yo te ayudo, pero dale, vos podés, intentalo una vez más”. Para estimular al bebé es fundamental liberarnos de nuestras ansiedades, temores, compulsiones y tomar conciencia que nuestro hijo es un ser diferente a nosotros, con deseos diferentes y tiempos propios que deben ser respetados. Respetarlos es respetarlo a él como persona. 

¿Qué se puede hacer concretamente para estimular a un hijo?

Las experiencias de juego propuestas deben respetar las necesidades de cada bebé y estar acorde con cada etapa de desarrollo. Por un lado, es importante que no se presenten resueltas, porque fomentarán una actitud pasiva, ni demasiado difíciles ya que le resultarán inabordables. Si en las experiencias de juego se le brinda la posibilidad al niño de tolerar su propia frustración y superarla para intentar llegar a un objetivo, el niño vivirá cada suceso de estimulación como algo valioso para ser conquistado, algo por lo que vale la pena insistir hasta lograrlo. Además, de acuerdo a como sus padres signifiquen sus experiencias de aprendizaje, el bebé sentirá deseos de explorar más para superar dificultades, o tendrá una actitud más pasiva, o se rendirá más fácilmente ante un obstáculo. Entonces, los padres deberán tener paciencia y confianza. Y el niño sentirá que creen en él porque él puede hacer lo que se le propone y merece dicha confianza. 

¿Por qué los primeros años son fundamentales?

En los primeros tres años es importante que los padres dediquen tiempo exclusivo a jugar con sus hijos ya que en este período, los niños aún no saben jugar con sus pares, juegan de manera “paralela”. Compartir el espacio de juego con nuestros hijos aunque sea un ratito nos permite ponernos a “su altura” y lograr una sintonía muy especial que fortalece el vínculo. Diversos estudios han demostrado que los padres que se relacionan con sus hijos a través del juego en la infancia han tenido menos problemas en la difícil etapa de la adolescencia. 


ARTE Y PARTE

La televisión: ¿aliada o enemiga de la estimulación?

Actualmente la televisión forma parte de la vida cotidiana y resulta muy difícil evitarla. Uno de los grandes temores de los padres es exponer a su pequeño a la pantalla chica y “mal acostumbrarlo” a un hábito que poco le aporta y lo ubica en una actitud pasiva y receptiva únicamente. Y es verdad: la televisión puede producir estos resultados pero también puede ser una excelente herramienta de estimulación. Para eso es fundamental el rol activo de los padres, que tienen la responsabilidad de seleccionar qué ponen frente a los ojos de sus hijos y durante cuánto tiempo. Porque también existen programas y videos que además de entretener a los más chiquitos, les enseñan conceptos y promueven la interacción entre lo que sugiere la pantalla, que pasa a ser un pizarrón interactivo, el adulto y el bebé. De esta manera, el bebé, junto a sus padres, puede ir aprendiendo conceptos acordes a su edad. 

¿Existen juegos o juguetes diseñados especialmente para estimular a los más chicos?

Jugamos a las escondidas, a la pelota, a pintar, a las cartas, a trabajar. Los juegos forman parte de nuestras vidas a diario. Mientras nosotros, los adultos, jugamos por placer, para los más chiquitos el juego tiene una función particular: para ellos jugar es aprender. Aprender sobre el mundo que los rodea: conocer los objetos, para qué sirven; y aprender sobre sí mismos y sobre los demás. El juego permite al niño sentirse causa, ejercer sus poderes, ver concretada su capacidad de producir algo y de esta manera incrementar su autoestima, su imaginación, su desarrollo intelectual y motriz. Tenemos que apostar a que el juego debe tener como primer objetivo el disfrute. Si estamos pendientes del supuesto beneficio que otorga determinado juguete o actividad, estaremos transmitiendo a nuestro pequeño nuestras ansiedades e intereses y no debemos olvidar que el protagonista en el juego es el niño. Protagonista que elige su juego y cómo jugarlo. Las mejores experiencias de aprendizaje suceden cuando los niños eligen lo que quieren hacer. Los juegos más enriquecedores son aquellos que invitan a involucrarse: dibujar, bailar o inventar una canción, por ejemplo. Los juguetes a pilas o los muñecos que hablan le brindan todo servido al niño y la novedad se desvanece pronto.

¿Cuál es la importancia de la experiencia artística en la estimulación de la primera infancia?

Es a través de la experiencia artística, experiencia sin aciertos ni errores, que el pequeño puede expresar libremente lo que piensa y siente, lo que comprende del mundo que lo rodea y lo que imagina. A través del arte, los niños ponen en juego su creatividad y su propia narrativa, algo que les brinda un infinito bienestar personal. El arte es un lenguaje que modela los sentidos y transmite significados que ningún otro lenguaje puede comunicar. Cuando se les da a los niños la oportunidad de crear libremente, se estimula enormemente su imaginación y se fortalece su autoestima. Además, frente a su obra, el niño siente orgullo porque ve concretada su capacidad de producir algo; más aún si su obra agrada al adulto que lo acompaña y alienta.

¿El teatro (ir al teatro) forma parte importante en el desarrollo de los más chicos?

El teatro es un espacio de creación donde en vivo y en directo se presenta un mundo de estímulos, sensaciones y emociones. Para los más chicos es una experiencia sumamente enriquecedora porque se trata de un espacio de disfrute compartido en familia, algo que a menudo en la actualidad es difícil encontrar.

¿Es importante que se desarrollen contenidos específicos de televisión o teatro para los más chiquitos?

Es importante que el material tenga contenido especialmente orientado a cada edad. Para los más chicos, siempre deben ser propuestas participativas, que inviten a involucrarse. Porque los niños, sin darse cuenta y en pleno disfrute incorporan conceptos. Cuando las emociones están presentes, el aprendizaje es sumamente enriquecedor y permanece en la memoria. Los niños pequeños aprenden formando parte de la experiencia, nunca como espectadores externos, pasivos. En realidad, los adultos tampoco.  



BUBBA EN CALLE CORRIENTES

Después de transitar videos y libros, el mono Bubba, personaje emblemático de la serie de productos de Primeros Pasos, llega al teatro con un “musical infantil vivencial”, según lo definen sus realizadores. Con efectos 4D, canciones, coreografías originales y proyecciones dinámicas, en Bubba Descubre la Granja el pequeño mono descubrirá junto a los chicos –invitados a participar de la escena – a los diferentes animales de la granja, sus sonidos y sus modos de alimentarse.

“Bubba es un personaje que con el tiempo ha ganado el corazón de los chicos, y la confianza de sus padres en la etapa más importante de sus vidas. Y nosotros estamos convencidos que el teatro es una forma de expresión artística muy rica para el niño desde lo vivencial, lo emocional y en la interacción con pares”, dice Carolina Micha.


Bubba Descubre La Granja. Teatro Metropolitan. Av. Corrientes 1343. 5277-0500. Sáb. y dom. 16:30 hs. (desde el 16 de junio). Desde $ 90 (mayores) y $ 40 (menores de 3 años). Entradas en venta en www.plateanet.com

 

 

 


PLANETA MICHA

Carolina Micha es psicóloga, guionista y desarrolladora de contenidos para primera infancia. Fundadora y directora de contenidos de Primeros Pasos Producciones, una empresa creada en 2003 que desarrolla productos de estimulación para bebés y niños de hasta 5 años.

Se recibió de psicóloga en la Universidad de Buenos Aires y su carrera siempre se orientó hacía el área infanto-juvenil desde su primer trabajo en el Hospital Álvarez. A los 29 años nació su primera hija y a partir de ese momento comenzó a focalizarse en la investigación del desarrollo infantil abriéndose así para ella, el mundo de los niños. Ha escrito cantidad de artículos y ha dado charlas a padres sobre desarrollo y juego.

Es autora de varios libros infantiles, dirigió videos de aprendizaje y desarrolló juegos didácticos para primera infancia. Creadora de un sistema de aprendizaje en el que se combinan diferentes estudios, plasmados en los guiones y canciones de la Línea Descubriendo. Creadora de Bubba, un simpático mono-niño que se equivoca y sabe reírse de ello, que es el personaje principal de sus producciones.

Carolina es también fundadora y coordinadora del servicio de Juego Terapéutico en la Clínica y Maternidad Suizo Argentina, Sanatorio los Arcos y Clínica Olivos.

Más info: www.descubriendo.org

 

 

 

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2020 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados