Agenda


Hoy, Viernes 04 de Diciembre

ver día completo

Separador

01-01-2008 |

Notas y Entrevistas - Musica para chicos

La reina de la canción

Grupos de música para chicos, hay muchos. Bandas de rock, no faltan. Pero sólo ella logra arengar al público más pequeño cuál experimentada rockstar en un gran estadio. Gertrudis hace rockanrolear a los pibes a través de letras divertidas que se cantan con ritmo de bossa nova, música country, blues y hasta sones de chacarera. Y a su lado, firme, poguea el PerroVaca.

Comentar

Por Marisa Rojas


En tu historia profesional hay un pasado como cantante lírica, también estuviste al frente de una banda de salsa y boleros, y durante no pocos años integraste distintas formaciones de jazz, ¿cómo, cuándo y por qué decidís dedicarte a hacer música para chicos?


Bueno, yo convivo con la música desde bien chica. Mis primeras clases de canto las tomé a los 4 años. Es cierto que integré varias formaciones, aunque mi lugar más fuerte ha estado en el mundo del jazz. En realidad, nunca hice otra cosa en mi vida más que música, incluso para sobrevivir. Porque como uno de algo tiene que vivir, empecé a dar clases de música en colegios. Trabajé durante diez años como docente en jardines y en escuelas primarias. Armaba incluso talleres extracurriculares, talleres de ideófonos, que son instrumentos que se pueden hacer a partir de cualquier elemento natural, y trabajaba con los niños pero también se enganchaban los padres. Esas fueron experiencias muy satisfactorias. Trabajar con chicos me ponía súper contenta. Ahora, fuera de los colegios trabajaba mucho cantando en teatros, con bandas, en eventos, en cruceros. Así tuve la suerte de conocer gente hermosa, músicos increíbles que siempre están ahí, en el corazón, y que me han enseñado mucho también. Hasta que un día, no muchos años atrás, mi profesora de yoga me dijo: “Che, Gertru, vos que trabajás tanto con chicos, en las escuelas, en los talleres, y que siempre andás componiendo, ¿por qué no hacés algo directamente para ellos?”. Ese fue el disparador. Ahí explotó todo. Es como si hubiera estado esperando, contando los minutos, para que alguien me dijera: “Dale, ahora”.

¿Cuánto tiempo pasó y que hubo en el medio, desde entonces y hasta este presente que te encuentra convertida en una especie de rockstar del mundo infantil?


¡Jajaja! Tiempo no se si mucho, porque con toda esta historia comenzamos en el 2003, pero sí han pasado muchos buenos momentos. Para sacar el hasta ahora, pero sólo hasta ahora, único disco, Canciones para soñar, trabajamos todo un año, hasta diciembre del 2004, con un amigo muy querido, Néstor Díaz, que fue quien arregló las canciones. Él les puso mucha magia, utilizó sonidos que por ahí no pertenecían a mi mundo y empezaron a pertenecer. Y una vez con el material en la mano yo lo fui llevando a las escuelas donde había trabajado y gustaba. Los padres y las docentes me preguntaban “¿para cuándo un show?”. Y así llegamos hasta aquí.

¿Con qué material comenzaste a trabajar? ¿Canciones previas o letras y músicas que aparecieron en el proceso de producción del disco? ¿Cuál fue la fuente de todo eso?


Cuando empezamos yo tenía composiciones de todo tipo, no exclusivamente “infantiles”, pero tenía también, en lo que hace a los niños, todo el bagaje de información de diez años de docencia y además ya era mamá. Yo tuve a mi primer hijo, Valentino, a los 27 años, y a partir de su llegada empezaron a aparecer en mis canciones temáticas vinculadas directamente al mundo de los chicos, desde los chicos. Porque para componer muchas veces me pongo en ese lugar, intento interpretar cómo un chiquito ve nuestras actitudes de adultos. Y la verdad es que me divierto mucho. Es muy divertido escribir desde ahí, y es muy autocrítico también. Mis hijos, porque también tengo a Lucas y además vive con nosotros Malena, que es la hija de Pizu, mi pareja y además guitarrista de la banda, me viven gastando por un montón de cosas que obviamente uso como disparadores para escribir. “Comida China” por ejemplo, habla justamente de esa cosa mía de ser naturista y comer arroz con zapallitos y de mis hijos que están hartos de esa comida y claman por ¡milanesas con papas fritas llenas de aceite!

¿En qué momento se suma a la historia esa estrella que es el PerroVaca?


La verdad es que la canción del PerroVaca aparece en el disco casi de casualidad. Porque el Perro es así, entra tranquilo, sin hacer mucho ruido, pero después arrasa con todo y hace destrozos, porque es un rebelde total …¡jajaja!. Lo que pasó fue que un día Pizu me llama y me dice: “Che, tengo este estribillo, ¿qué te parece?” Él tenía un boceto, faltaban palabras, faltaban frases musicales, faltaban muchas cosas, pero lo que había era divertidísimo y decidimos probar qué salía. Probamos con unas guitarras… y pintó rock and roll. PerroVaca es una canción country, pero automáticamente que la incluimos en el disco, toda la propuesta se rockeó mucho más, porque él es en realidad el rockstar. En verdad, “Perro…” y los aportes de Pizu estuvieron buenísimos porque balanceó lo melancólico e introspectivo de Néstor y mío.

Pizu: Yo creo que la cosa roquera está dada porque todas las canciones son muy power, y eso se ve en los shows arriba del escenario y en la platea, en el intercambio que Gertru establece con los chicos. Porque siempre se los trata bien, se los considera, se los respeta y somos cero demagógicos, mucho menos pedagógicos. Para nosotros, que somos una banda de rock, ellos son nuestro público roquero, y los tratamos como tales. Y nos divertimos arriba del escenario como los pibes en la platea. Cantamos, tocamos y nos divertimos todos sin necesidad de “cantar para..."

¿Ustedes entienden que las propuestas para chicos, se trate de teatro, música, literatura, son mayormente formadoras?


Pizu: Y… hay una cosa pedagógica muy fuerte. Ahora que estamos probando los temas del nuevo disco nos pasó de estar hablando con alguna gente que nos acerca letras con esa cosa de “esto va a gustar porque sirve de aviso a los chicos para tal o cual cosa”. Para nosotros no tiene porque ser así.

G: Yo prefiero dar a los chicos lo que es bien esencialmente mío. Lo que yo tengo para darles no es: “Bueno chicos, ahora vamos a agarrar el dentífrico y bla bla bla…”, porque no puedo, porque no me saldría, porque no sería yo, porque yo, a veces, no me lavo los dientes. Claro que si mis hijos no se los lavan, los mato. Pero, esa cosa de los juicios de valor... atenti con esto. Los chicos quieren divertirse, quieren escuchar canciones lindas, ¿por qué bajarles línea desde todos lados?

Mencionaste antes que tu experiencia como mamá ha sido importante en tu tarea como compositora de música para chicos, ¿qué otras situaciones o momentos sirven como disparadores para tus canciones?


La verdad es que yo las canciones las sueño. Me despierto en mitad de la noche, agarro la guitarra rápido para que no se me vaya la idea melódica, y prendo la compu y grabo, por lo menos un boceto, para poder seguir durmiendo tranquila. Al otro día me levanto tempranito, con el alba, y arranco. Claro que después por ahí estoy un mes y medio con el estribillo ¡Como ahora que estoy hace 60 días con un estribillo del nuevo disco y no paro, pero no me sale nada! Igual, sé que cualquiera de estas noches me voy a despertar con la parte que falta de la canción.

¿Cuáles son tus influencias musicales, como compositora y también como artista, sobre el escenario?


Yo estoy influenciada por Yaco Pastorius, Jimmy Hendrix, Caetano, María Betanhia, Marisa Monte. La verdad es que aunque haga música para chicos no escucho estrictamente música para chicos, nunca lo hice, excepto cuando tenía cinco años y mi mamá me llevaba a ver el programa de Pipo Pescador. Sí es cierto que hay gente colega con la que comparto escenario y a la que respeto mucho.

Por lo que adelantaste a lo largo de la entrevista, después de estos tres años, finalmente va a haber disco nuevo. ¿Qué vamos a escuchar en la segunda producción de Gertrudis?


¡Sí, finalmente estamos grabando! Esta vez, serán Canciones para estar despierto. Hay una evolución de la propuesta, pero de todos modos, y a pesar del título del disco, aclaro que no se trata de abandonar los sueños, no se deja de soñar estando despierto. Canciones para estar despierto es como una parte B de Canciones para soñar, con una dinámica parecida pero con canciones distintas claro, algunas ya las tocamos en vivo, como “Hormiguita”.

¿Y qué va a suceder con PerroVaca ahora que llega Hormiguita?


Se van a divertir mucho juntos porque son muy amigos. Además, el PerroVaca está involucrado con otro proyecto muy lindo también (Ver Futuro perruno).

¿Canciones para estar despierto será otra producción independiente, con letras tuyas también?


Todas mías, sí, pero con sorpresas. También va a haber voces invitadas, Hilda Lizarazu, Alfredo Casero. Va a ser un disco muy divertido del que aún mucho no podemos adelantar, pero, definitivamente va a ser algo muy lindo. Porque el proceso de su formación lo está siendo, todos – Pizu Rebecca, Dany Hokama, Julio Tello, Agustina Perrotta, la banda en pleno-, estamos divirtiéndonos mucho con esto y creo que eso es lo que luego llega a los chicos y también a los papás y a los maestros y hace que todos se contagien de esa energía divertida y que escuchar nuestras canciones y venir al show sea una fiesta. Y sí, será también una nueva producción independiente, porque creemos en la autogestión total. Claro, a mí me encantaría que vinieran unos japoneses y me compraran los derechos en 20 millones de dólares, pero hasta que eso suceda… No, en serio, la verdad es que disfrutamos mucho esto de la libertad del hacer lo que nos gusta y no lo que nos pide la compañía. Porque el PerroVaca es la resistencia, la resistencia argentina a Snoopy… Atrapado en su trinchera en Buenos Aires, resiste rebeldemente el PerroVaca, y se la va a bancar hasta llegar a la cima eh, ¡están avisados!

 


Futuro perruno


Hacia mediados del nuevo año, Gertrudis y su banda estarán presentando su segundo disco Canciones para estar despierto, y un nuevo espectáculo. Un adelanto del mismo podremos ver y escuchar en abril, en sus shows en La Feria de los Chicos, organizada por Revista Planetario.


Para el PerroVaca, el 2008 será también un año de novedades. Habrá más remeras, claro, y participará del nuevo disco. Pero “la noticia”, será, seguramente, el lanzamiento editorial del Perro.
“No es que quiera hacerme la misteriosa, pero en verdad mucho no puedo hablar todavía. Sí adelantarles que se vienen aventuras muy divertidas”, adelanta Gertru, voz en alto, brazo izquierdo arriba al grito de: “Hasta la película no paramos”.


Más info en: www.perrovaca.com

 

 

Planeta Gertrudis


Gertrudis nació, y se formó como cantante y compositora, en el roquero Oeste, entre Ramos Mejía y San Justo. “Mi mamá y papá me mandaron a estudiar coro a los 4 años, creo que lo hicieron para sacarme de encima, porque ya entonces yo era una persona bastante inquieta”, recuerda Gertru con particular humor.


La nena que comenzó a cantar antes de terminar el jardín de infantes, fue a los 8 años la primera voz de un coro muy importante, con presentaciones en grandes teatros de la Capital, por entonces, la roquera voz que encanta al PerroVaca, cantaba… lírico. Con una adolescencia transitada en un colegio de música, Gertru se formó, también, por curiosidad. “Yo no tengo conservatorio encima, para nada. Sí tuve excelentes y divertidísimos profesores en el colegio, y en la vida. Lo mío siempre ha sido bastante intuitivo en realidad. Yo misma iba revisando ritmos y me ponía metas e intentaba ir siempre más allá, hasta participé de varios concursos de canto”, cuenta la cantante que a los 19 años armó su primera banda… de salsa y boleros. Poco tiempo después, llegaría –casi definitivamente- al misterioso y seductor mundo del jazz, donde integró bandas como Santa Bárbara y tocó junto a figuras como Oscar López Ruiz. La muchacha, que creció escuchando Pipo Pescador al mismo tiempo que Roque Narvaja y Mónica Posse, tenía ansias de show, de escenario, de luces, de público y aplausos. Claro que una platea de “sacados” pequeños espectadores estaba aún lejos de sus planes. Pero esa, es la otra historia.

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2020 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados