Agenda


Hoy, Sábado 26 de Septiembre

ver día completo

Separador

01-06-1999 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Pipo Pescador

En "¡Viva el Teatro!" Pipo homenajea al teatro en un recorrido por los diversos géneros. Desde la pantomima al recital de rock, pasando por el teatro de sombras, la ópera y los títeres. Los padres -que cantaban sus canciones cuando eran chicos- llevan a sus hijos y salen tan entusiasmados como ellos. Hay un personaje que los representa y, al final de la obra, todos juntos cantan "En el auto de papá"."Yo estoy uniendo la generación de los años setenta con la de los años noventa", dice.

Comentar

Por Ariel Saidón



¿Cómo surgió la idea de ¡Viva el Teatro!?

Yo tengo grandes proyectos que voy realizando a través del tiempo. Este espectáculo ya lo tenía pensado hace mucho, porque hace años intenté hacer un espectáculo que se llamaba Función de Gala, que no tuvo demasiada trascendencia. En este caso, Claudio Hochman agregó la idea de que las familias que vienen al teatro se vayan transformando en artistas. Claudio trajo profesionales de cada género que entrenaron a los actores.

¿Qué pasa con los padres que venían a verte cuando eran chicos y hoy traen a sus hijos?

Se da una química maravillosa porque los papás jóvenes vienen con la ilusión de que sus hijos vean lo mismo que ellos vieron. Esto a mí no me parece mal, me parece bello y me parece positivo. Porque a todos los que tenemos hijos, nada nos parece más bello y más valioso que transmitirle lo mismo que nosotros somos. Es la forma más pura, prístina de la tradición. Y a mí me encanta poder tener la edad y la condición para poder cumplir ese sueño de los padres.

También estás como relator de ópera en el Colón, ¿en qué consiste tu tarea?

La Fundación Konex me encomendó que le narre a los más chicos la ópera El Barbero de Sevilla. Es una ópera de Rossini inspirada en un libro de Bonmarché, un típico enredo de comedia del arte. Yo tuve que ver qué le explicaba a los niños de algo tan denso. Pero como es una ópera bufa, una ópera cómica, le encontré una vuelta y tomé una de las cortezas. Es como si fueras levantando pinturas antiguas de un mueble que ha sido pintado muchas veces. Yo me quedé con una capa y lo que resulta es fabuloso. Me meto en el escenario y relato siete veces por cuadro. Cuando se va poniendo muy complejo los personajes se quedan congelados, yo entro al escenario y ayudo a entender lo que va pasando. Los chicos se quedan boquiabiertos, en un silencio total. No vuela una mosca.

Una cosa que te quería preguntar es por tu trabajo vinculado a la literatura.

He trabajado con un espectáculo, La magia de Leer, que hice acá y en España. Es un espectáculo de lo que ahora se da en llamar "bajo perfil", que es cuando no estoy en cartelera pero estoy en lugares donde hay miles de niños. La semana pasada fui a Entre Ríos, estuve en escuelas de chicos muy carenciados e hice representaciones teatrales. En España hice La Magia de Leer en la ruta del Quijote. Me invitó la alcaldía de Ciudad Real y recorrí veinticuatro pueblos, fue muy bello. Ahora voy a ir a la provincia de Toledo con el mismo espectáculo.

Luego, mis libros. Hace dos años presenté en España María Caracolito que es un libro sobre la vida de una niña con síndrome de Down. Además escribo para Planeta El Libro Loco y El Libro de Cabecera. La Magia de Leer fue editado por una editorial rosarina.

¿Cuál es la idea de La magia de leer? Teniendo en cuenta que hoy los chicos leen tan poco.

Justamente, como los chicos leen poco, el objetivo es publicitar la lectura. Darle al niño la opción de que alguna vez alguien le dijo algo más o menos divertido o interesante acerca de los libros y el mundo de los libros. La puesta del espectáculo es lo que hoy se da en llamar "performance".  Performances sobre la lectura y los libros.

Trabajaste mucho con docentes.

Escribí el libro Palabras para una maestra jardinera que ha vendido cuarenta mil ejemplares. Las maestras jardineras lo han adoptado como su libro amado. Le cuento a la maestra jardinera la larga experiencia que yo he tenido en años de estar en los jardines y en contacto con el niño. Le hablo de su trabajo tan difícil, tan fabuloso, tan mágico. Y les digo "serás maestra y artista o sino no serás nada". Porque la maestra jardinera es un artista natural.

¿Cómo ves el panorama del teatro infantil?

Me parece que hay muy buenos artistas. Tenemos que separar el teatro para chicos puramente teatral y el que no es más que un reflejo hecho en vivo de la televisión. Eso es otra historia. Es el público de la televisión que paga para ver a la gente de la televisión. Entraría dentro de una palabra muy difícil que es la epifanía: La manifestación en vivo de un ser adorado, lejano, inalcanzable.

Pero saliendo de ese punto, en teatro para niños hay buenas expresiones. Este año están un poquito más de capa caída, en general, porque ha bajado mucho el consumo y se hace difícil. Porque no recibe ni de los diarios, ni de la publicidad, ni de la escenografía precios más bajos por ser para niños. Se cobra la tercera parte que el teatro para adultos pero los gastos son iguales. Eso hace que sólo se sostengan los teatros que están siempre llenos, como el mío, que está siempre lleno hasta el último lugar. Pero cuando empiezan la lucha de las treinta o las cuarenta personas, naufragan. De todas maneras es un teatro noble en Argentina, un teatro bonito, que tiene gracia.

Además se lo ve en muchos otros lugares: las escuelas, las plazas. Yo creo que Argentina es uno de los países que más teatro para niños tiene y, en otros lugares de habla hispana, los mejores artistas para niños son argentinos. Somos un semillero muy importante de espectáculos para niños.

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2020 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados